¿Y si en lugar de tanto plan PIVE, ayudáramos al sector de la dependencia?

Son muchos expertos los que se hacen esta misma pregunta, ¿Porque destinar tanto dinero al estímulo de un sector ultrapoderoso como el automovilístico y no apoyar al sector de la dependencia?.

España es un país envejecido y con vistas de que cada vez vaya a más, además muchas las personas que por diferentes dependenciamotivos necesitan ayuda para poder realizar las tareas más básicas de la vida diaria. Puede que cuando se ideó la Ley de la Dependencia la situación económica era otra y posiblemente necesitaba algunas matizaciones, pero estamos hablando de un sector que en los últimos años ha dado trabajo a 200.000 personas, puestos de trabajo enfocados en conseguir que muchas personas puedan seguir teniendo una vida digna.

Al suprimir las ayudas en este sector, no sólo se están perdiendo puestos de trabajo y llevándose a cabo reducciones salariales, se está atacando a las personas más desfavorecidas que ahora no tienen capacidad para contratar ayudas domiciliarias o concertar plazas residenciales.

 

Si observamos las cifras por ejemplo del famoso Plan PIVE (Plan de Incentivo de Vehículos Eficientes), descubrismo que desde el primer plan, hasta el 5º que es por el que vamos, se han destinado ya 578 millones de euros para facilitar la compra de vehículos, lo que según el gobierno se convertirá en la creación de unos 15.000 puestos de trabajo sumando los 5 planes ya desarrollados. La realidad es algo diferente, porque aunque es cierto que algunas plantas de producción asentadas en España, buscan aumentar sus plantillas para hacer frente a una posible creciente demanda, la nueva Ley Laboral, les ha permitido reducir salarios y ajustar plantillas estos años atrás, con lo que por mucho que ahora generen puestos, probablemente no constituyan ni la mitad de los nuevos puestos a generar y seguro que las condiciones de dichos puestos no serán iguales.

Por tanto, estamos ante un posible aumento de las ventas, propiciado por las ayudas (posiblemente), pero sobre todo fundamentando en las condiciones ventajosas que la nueva ley les ofrece a estas inmensas empresas que constantemente amenazan con trasladar su producción a otros países con leyes más favorables a sus intereses.

Sea como fuere, al final de todo, son multinacionales extranjeras que asientan su producción en aquellos lugares donde más PIVErentabilidad van a extraer y sus inmensos beneficios, en el mejor de los casos, beneficia a sus empresa madre ancladas en EEUU, Francia, Alemania, Corea, Japón…

 

Atendiendo a los motivos alegados por el gobierno para potenciar este sector, la posible creación de puestos de trabajo directos e indirectos por un aumento de la demanda, podríamos desgranar las necesidades del sector de la dependencia.

Según los estudios demográficos, en 2050 España se enfrentará a una situación en la cual habrán casi 17 millones de personas mayores de 65 años lo que supondrá el 30,8 % de la población total. De ellos todos no serán dependientes lógicamente, pero si un porcentaje importante, a los que además habrá que sumar a personas dependientes no mayores de 65 años.

Por todo ello, tenemos en nuestras manos un sector con una demanda mucho más elevada que la del sector automovilístico, que cubre una necesidad de nuestra sociedad básica, que puede generar muchos más puestos de trabajo y que puede evitar que muchas personas caigan en situaciones de exclusión.

Hablamos de invertir en políticas sociales, algo que parece importar poco en estos momentos. Parece mucho más interesante seguir dando millones a los que ya lo tienen y abandonar a su suerte a pequeñas empresas, a muchos trabajadores y a muchas personas enfermas. Pareciera que se quiere mirar hacia otro lado y no ver las posibilidades de este país, que sigue ciego y jugándosela a una carta con el turismo y no atiende a un sector que además de blindar las necesidades básicas de las personas, puede dar muchos puestos de trabajo.

Olvidamos por completo la realidad de pequeños municipios casi sin opciones laborales, donde habitan muchas personas mayores, cuyos familiares cercanos han tenido que marcharse a buscar trabajo fuera, quedando auténticas poblaciones dedepend ancianos que sino ya, en pocos años van a demandar de gente que los cuide. Ayudas a este sector, supone asegurar calidad de vida para ellos y puestos de trabajo en esos lugares donde no hay otra forma posible de ocupar a sus habitantes.

Desde nuestra humilde opinión, el resurgir de la economía no depende sólo de dotar millones a empresas que emplean a miles de personas (aunque sea en condiciones ridículas), sino potenciando las pequeñas economías domésticas, de todos y cada uno de los hogares, donde no se puede gastar más de lo necesario, ahogando así a los pequeños negocios circundantes.

En serio, ¿todos tenéis tan claro que el sector del automóvil va a sacar a España de esta situación? O pasará como en muchos otros países, una pequeña élite aglutina la riqueza y los pobres, cada vez más pobres, organizando revueltas para tratar de respirar un poco. Entonces ¿Porque todas las políticas tienen que favorecer a los poderosos?, hace falta un cambio profundo de mentalidad, que debe empezar en cada uno de nosotros. No se engañen, si a FORD, NISSAN, PEUGEOT… se le dan las cosas torcidas, harán las maletas y se irán y si con ello caen 1000 puestos de trabajo, les dará igual 20 plan PIVEs, se llevan sus fábricas a Marruecos o donde les cueste 4 chavos contratar y echar.

La gente mayor y la gente dependiente, no huye, está en sus casas, en sus pueblos, en sus ciudades, en todas partes y en aumento y no buscarán una vía de salida a sus problemas en otros países, básicamente porque no pueden.

Anuncios

La plataforma de la Dependencia en CLM, harta de las mentiras del gobierno Cospedal.

Noticia publicada en europapress

La Plataforma en Defensa de la Ley de la Dependencia en Castilla-La Mancha ha asegurado que, en caso de no recibir respuesta del consejero de Sanidad y Asuntos Sociales, José Ignacio Echániz, al requerimiento que ha presentado este mismo martes para solicitar una reunión con el consejero, acudirá a la Defensora del Pueblo.

En rueda de prensa, el presidente de la Plataforma, José Luis Gómez-Ocaña, ha dicho que acudirá a esta institución por haberse vulnerado el artículo 23 de la Constitución que dice: “Toda persona tiene derecho a presentar peticiones respetuosas a las autoridades por motivos de interés general o particular y a obtener pronta resolución”.

Asimismo, ha vuelto a reiterar su legitimidad para hacer llegar los escritos al consejero “esté donde esté, ya sea en la Consejería de Sanidad y Asuntos Sociales, en su despacho de Genova, un acto oficial o cuando se encuentre dando un paseo, tomando un café o regresando a su domicilio”, ha informado en nota de prensa.dependencia

Todo ello porque, según ha añadido, lo más de 50 escritos que ya ha presentado esta Plataforma “parece que se han perdido en el largo camino que hay desde el registro hasta el despacho de Echániz”. “Esperemos que el que hemos presentado en el día de hoy no se haya perdido por el camino”, ha agregado.

Según la Gómez-Ocaña, el consejero “vuelve a mentir” al afirmar que la Plataforma se ha reunido una docena de veces con los distintos directores generales y secretarios de la Consejería. “Es absolutamente falso”, añade.

En este sentido, ha explicado que la Plataforma ha tenido únicamente dos reuniones en la Consejería, la primera con la secretaria general de Asuntos Sociales, Carmen Balfagol, y la segunda con el que fuera secretario general de la Consejería José Miguel Benito.

Por último, la Plataforma ha vuelto a incidir en las revaloraciones “ilegales” que se están haciendo de todos los expedientes de la Ley de Dependencia en Castilla-La Mancha anteriores al 1 de enero de 2011.