El triage hospitalario: Método necesario para definir las urgencias

Muchas veces acudimos a urgencias y vemos que muchos pacientes que llegan después que nosotros, pasan antes a ser valorados por un médico ¿ A qué se debe esto?, a la implementación de los métodos de triage en el ámbito hospitalario. Si os fijáis en las hojas de los informes que se nos entregan al alta, existe un recuadro donde pone triage y se le otorga un número (de 1 a 4 normalmente, o en número romanos de I a IV, dependiendo de la escala que se use.

Ésta es la descripción del proceso de triage.

 

1. Definición:

 

La palabra triage proviene del término francés trier que significa “seleccionar o escoger”,”elegir o clasificar” y a la hora de utilizarse en un SUH se refiere al proceso de recepción y acogida por parte del personal sanitario para su posterior clasificación en 220px-Triagemexiconiveles de gravedad que determinarán la prioridad en la atención, así como adaptar las necesidades del paciente al medio hospitalario derivándolo a donde mejor convenga, atendiendo a diversas variables como: disponibilidad de recursos, medio físico, demanda de atención en el Servicio ,etc.

 

Originalmente la palabra triage en la terminología sanitaria se refería a la clasificación de los heridos y su ubicación en situaciones militares, desastres o catástrofes civiles, de ahí que algunas organizaciones como la SEEU (Sociedad española de Enfermería de Urgencias) prefieran hablar de “Recepción, acogida y clasificación” (RAC) aunque el término triage es el más aceptado. Se empezó realizando en los años sesenta en hospitales de USA y comenzó a implantarse en nuestro país a finales de los ochenta y principios de los noventa.

 

El método más utilizado es aquel en que la enfermera realiza el triage sola o con el apoyo de un médico que habitualmente realiza consulta rápida.

 

Hoy en día existen varios modelos de sistemas de triage que van desde los 3 a los 5 niveles de clasificación siendo estos últimos (MTS- Manchester , ATS –Australia, CTAS –Canadá ,etc) considerados los más fiables por su mayor discriminación. En principio en España parece más extendido el sistema de 4 puntos.

 

2- Objetivos:

 

  • Evitar la demora en la atención a aquellos pacientes que presentan patologías graves y necesitan una atención más rápida frente a aquellos que presentan patologías banales. Ej: en la “Encuesta sobre control de calidad de los SUH de la comunidad valenciana de 1999” se concluía que el nº de urgencias vitales representaba un 2 % y la de patologías banales un 55 %
  • Garantizar una rápida valoración sanitaria de todos los pacientes que acuden a triageUrgencias y detectar sus principales problemas de salud.
  • Reducir los niveles de ansiedad del usuario y su familia mediante una atención sanitaria rápida.
  • Aumentar la información del paciente sobre su situación real durante su espera, sobretodo en aquellos que presentan patologías banales que tendrán una espera más larga.
  • Garantizar una buena gestión de los recursos existentes, tanto físicos como humanos mediante la designación de qué área y qué grupo está mejor preparado en cada momento para el tratamiento de una determinada patología.

 

3- Descripción del procedimiento:

 

A la vista de la bibliografía consultada y a pesar de no haber coincidencia en el número de etapas se puede concluir que este tiene cuatro bien diferenciadas, aunque en algunos casos alguna de ellas no se tiene en cuenta (los protocolos de los hospitales J.R. Jiménez y Cabueñes se centran más en valoración y clasificación) y en otros casos se incluyen en otras (SEMES y SEEU incluyen la distribución en la clasificación).Las etapas no han de ser necesariamente sucesivas y que en algunos casos pueden realizarse de manera simultánea. Son:

 

3.1 Recepción y acogida.

 

3.2 Valoración.

 

3.3 Clasificación.

 

3.4 Distribución.

 

3.1-Recepción y acogida:

 

El enfermero de triage es el primer miembro del personal sanitario que establece contacto con el paciente, debe identificarse ante él , explicarle el proceso al que va a ser sometido y lo que se derivará del mismo. También debe explicarle algunas normas básicas del Servicio: dónde esperar, paso de familiares al interior, etc.

 

En esta etapa el enfermero también puede decidir qué pacientes no necesitan esperar un triage debido a lo evidente de su patología.

 

Esta parte del proceso se realizará a ser posible en un ambiente de discrección y seguridad para el paciente entrevistado, preferiblemente en una depedencia habilitada a tal fin dotada de medios simples.

 

3.2-Valoración:

 

El enfermero de triage debe identificar el problema y motivo de consulta del paciente, así como una breve historia (antecentes y alergias conocidas) y valoración de los signos y síntomas que presenta el paciente .

     En primer lugar llevará a cabo una entrevista breve en las que tratará de saber lo que le pasa al paciente, desde cuando le viene sucediendo, las enfermedades que padece ,el tratamiento que recibe y si le había sucedido antes. La entrevista ha de realizarse con preguntas directas ,de una en una y con un lenguaje que el paciente pueda comprender.

 

Mientras realiza la entrevista el enfermero hará una rápida inspección general del paciente, para detectar situaciones que puedan poner la vida del paciente en peligro, a continuación valora al paciente si lo cree necesario para la posterior clasifición del paciente el estado respiratorio, circulatorio y neurológico.

 

En algunos casos se hará necesario la toma de constantes(FC,TA,Tª,Sat O2, etc), que han de ceñirse a aquellas que sean elementales para su valoración y la realización de pruebas simples (glucemia capilar).

 

Se recomienda la utilización del pulsioxímetro de mano como herramienta importante de la enfermera de triage.

 

3.3-Clasificación:

 

Se considera la parte clave del proceso, en algunos artículos se habla de ella como triage en sí, ya que en la misma quedará establecida la prioridad de atención al paciente que marcará la demora para la atención facultativa.

 

El Triage de Enfermería se hará siempre en base a signos y síntomas manifestados por el paciente y no en base a diagnósticos médicos o sospechas médicas diagnósticas.

 

  • Nivel I ( rojo ): Emergencia o riesgo vital inminente. Pacientes que no  superan la20080820elpepunac_15 valoración ABC ( vía aérea, ventilación y circulación). Procesos agudos ,críticos o inestables que presentan impresión general de extrema gravedad. Su atención debe ser inmediata. 
Presenta cianosis central y periférica, palidez grisácea, livideces, frialdad acra.
Respiración ausente, lenta o superficial. Sin pulsos periféricos o muy débiles, bradicardia y TA imperceptible. Inconsciente y poco o nada reactivo. Su atención debe ser inmediata.
Dentro de este nivel se encontrarían:
-PCR
-Pre-PCR
-Politraumatizado grave.
  • Nivel II (amarillo ): paciente agudo crítico. Pacientes que superan la valoración ABC ( vía aérea, ventilación y circulación) pero cuya situación es de potencial deterioro.
Pasan a box de reanimación o consulta adecuada (Trauma en caso de accidente, general para EKG en caso de dolor torácico, etc.). Dentro de este grupo nos encontraríamos con cuadros que pueden conducir a deterioro rápido respiratorio, neurológico y/o hemodinámico. Deben ser atendidos en menos de 10 minutos.
Los signo apreciables en este nivel serian:
-Impresión general de gravedad.
-Piel y mucosas.- Palidez, cianosis, petequias, hipoperfusión peri-férica.
-Respiración.- Disnea, taquipnea, ruidos respiratorios, tiraje costal, aumento del trabajo respiratorio, estridor.
-Circulación.- Taquicardia, bradicardia, pulso filiforme.
-Neurológico.- Confusión, estupor, obnubilación, agitación, ansie-dad.
En este nivel se podrían encuadrar:
-Coma.
-Estatus convulsivo.
-Hemorragia Digestiva Alta inestable.
-HDA aguda.
-Disnea aguda más estado crítico.
-Isquemia de miembros.
-Síncope con alteración de constantes-
-Hemoptisis aguda o con estado crítico.
-Dolor Torácico o con características isquémicas.
-Estados de agitación
-Diabetes descompensada.
-Traumatismos graves.

 

-Fracturas de miembros más signos de gravedad.

 

-Quemados más signos de gravedad.

 

-Traumatismos torácicos más signos de gravedad.

 

-Traumatismos abdominales más signos de gravedad.

 

  • Nivel III (verde): Agudo no crítico.Se consideran aquellos procesos agudos estables, no críticos. Suponen una parte importante del grueso de pacientes que acuden al Servicio.No deberían esperar mas de 30 minutos.
Entre las patologías que se pueden encuadrar en este apartado tenemos:
-Estado postcrítico.
-Cefalea brusca.
-Paresia y alteraciones del habla.
-Ingesta medicamentosa.
-Hipertensión arterial.
-HDA estable.
-Vértigo con afectación vegetativa.
-Síncope sin alteración de constantes.
-Síndromes piramidales.
-Dolor torácico de características no isquémicas.
-Urgencias psiquiátricas: psicosis agresivas, intentos autolíticos.
-Dolor abdominal.
-Quemaduras agudas.
-Heridas sin signos de gravedad.
-TCE consciente.
  • Nivel IV ( blanco): Son aquellos usuarios que presentan procesos banales y pueden requerir asistencia médica, pero no urgente.En aras de una buena calidad asistencial deberían ser atendidos antes de 2 horas Entre los procesos que nos podemos encontrar en este grupo están:
-Otalgias.
-Odontalgias.
-Dolores inespecíficos leves.
-Traumatismos y esguinces leves.
-Miembros dolorosos sin signos de isquemia.
-Enfermos con patología no aguda, remitidos o no.
-Dolores osteo-musculares sin signos de fracturas
-Procesos gripales.
Se debe considerar la clasificación como un proceso continuo ,donde podamos ir reevaluando los niveles asignados, ya que puede haber variaciones durante la espera del paciente que necesiten una nueva  asignación, esto incluye la sala de espera . Ante una situación difícil y comprometida en el momento de clasificar ,la enfermera siempre debe elegir el nivel de gravedad mayor , consultando si es preciso con un facultativo.
Al establecer los niveles de prioridad la enfermera deberá diferenciar entre la
prioridad clínica y la prioridad relativa debido a situaciones especiales: ancianos desorientados, pacientes agresivos, agresiones sexuales, etc. También se tendrán en cuenta factores externos como la hora del día, la presión asistencial ,etc.

 

Referencia:

Texto extraído de enferurg.com

 

Anuncios

Mecanismos Fisiológicos. La fiebre.

La fiebre es el aumento de la temperatura corporal por encima de los niveles que se consideran normales, principalmente generado por nuestro organismo como mecanismo de defensa ante infecciones y/o inflamaciones. No debemos confundir la fiebre con la hipertermia (se debe a factores externos).

La fiebre es un mecanismo presente en todos los animales y que actúa como mecanismo fiebreadaptativo que ayuda al cuerpo a defenderse de microorganismos que pueden causar enfermedades. Ciertos niveles de fiebre son beneficiosos para nuestro cuerpo, puesto que a esas temperaturas (en torno a 38ºC) nos defendemos mejor de las infecciones. Sin embargo si se superan ciertos niveles (40ºC), pueden aparecer daños en los tejidos, se puede producir infartos, delirios y otros efectos nocivos para la salud.

La temperatura que se considera normal oscila entre los 35ºC y los 37ºC (termometrada en axila).

CAUSAS.

Casi cualquier infección puede causar fiebre. Algunas infecciones comunes son:

  • Infecciones como neumonía, infecciones óseas (osteomielitis) apendicitis, tuberculosis,infecciones cutáneas o celulitis y meningitis.
  • Infecciones respiratorias como enfermedades seudo gripales o resfriados, dolores de garganta,infecciones del oído, infecciones sinusales, mononucleosis infecciosa y bronquitis.
  • Infecciones urinarias.
  • Gastroenteritis viral y gastroenteritis bacteriana.

Los niños pueden tener una fiebre baja durante uno o dos días después de algunas vacunas.La dentición puede causar un ligero aumento en la temperatura de un niño, pero no superior a 100° F (37.7° C).Los trastornos inflamatorios o autoinmunitarios también pueden causar fiebres. Algunos ejemplos son:

  • Artritis o enfermedades del tejido conectivo como artritis reumatoidea, lupus eritematoso
  • Colitis ulcerativa y enfermedad de Crohn
  • Vasculitis o periarteritis nudosa

El primer síntoma de un cáncer puede ser fiebre. Esto se da especialmente en el caso de fiebre3enfermedad de Hodgkin, linfoma no Hodgkin y leucemia.

Otras posibles causas de fiebre abarcan:

  • Coágulos de sangre y tromboflebitis
  • Medicamentos como algunos antibióticos, antihistamínicos y anticonvulsivos.

Reacciones en el ser humano a las diferentes temperaturas corporales

Calor:

  • 37 °C: temperatura normal del cuerpo; esta puede oscilar entre 36 y 37 °C 36.5 aprox +- 0.5
  • 38 °C (febrícula): temperatura superior a 37 °C pero inferior a 38 °C durante 24 horas
  • 39 °C (pirexia): existe abundante sudor acompañado de rubor, con taquicardias y disnea. Puede surgir agotamiento. Los epilépticos y los niños pueden sufrir convulsiones llegados a este punto.
  • 40 °C: mareos, vértigos, deshidratación, debilidad, náuseas, vómitos, cefalea y sudor profundo.
  • 41 °C (urgencia): todo lo anterior más acentuado, también puede existir confusión, alucinaciones, delirios y somnolencia.
  • 42 °C: además de lo anterior, el sujeto puede tener palidez o rubor. Puede llegar al coma, con hipertensión o hipotensión y una gran taquicardia.
  • 43 °C: normalmente aquí se sucede la muerte o deja como secuelas diversos daños cerebrales, se acompaña de convulsiones continuas y shock. Puede existir la parada cardiorrespiratoria.
  • 44 °C: en la mayoría de los casos la muerte se sucede a los 43 °C de temperatura, no obstante, hay algunos casos de gente que ha alcanzado los 44 °C de temperatura.
  • 45 °C: muy pocas personas han sobrevivido a los 45 °C de temperatura, ya que normalmente la muerte suele producirse entre los 42 y 44 °C. Normalmente suele haber daños cerebrales graves, aunque hay casos de personas que tras alcanzar esa temperatura, ha llevado una vida normal.

La Fiebre en niños.

Ya que la causa más frecuente de enfermedad en niños y bebés es la infección. La fiebre es también causa habitual de consulta. A veces asociada a otros síntomas. Otras veces como signo de alerta de que algo no anda bien.

No hay que obsesionarse por controlar totalmente la fiebre. De hecho en muchas infecciones durante los primeros días no es controlable. Pero la posibilidad de convulsiones febriles y el hecho de que va agotando más rápidamente los recursos del organismo hacen recomendable intentar mantenerla bajo ciertos límites.

Fases de la fiebre:

Cuando la fiebre es alta pueden diferenciarse fácilmente 4 fases en niños y bebés:

1º La piel se pone pálida con las ojeras más marcadas y los pies, las manos y los labios morados.

Las manos y los pies están fríos y la cabeza está caliente.

Todo esto ocurre porque para subir la temperatura el cuerpo retira el riego de sangre de la piel, acumulándola en el interior del cuerpo evitando que pierda calor por contacto con el aire.

Si tomamos la temperatura en este momento puede ser incluso más baja de lo normal (34-35º en la axila o la frente). Y el niño tiene sensación de frío, ya que al reducir el riego de sangre a la piel baja la temperatura en su superficie, que es donde tenemos los receptores para la temperatura. Si es pasajero (viene y se va con los picos de fiebre) no hay que preocuparse.

Pero si la palidez de piel es permanente durante varias horas seguidas debe ser visto por un pediatra de forma inmediata.

2º Empieza a temblar. Hay que diferenciar el temblor (como cuando uno tiene frío) de las sacudidas (movimientos rítmicos bruscos, que pueden aparecer en las convulsiones). El temblor es una forma de producir más calor, quemando energía en los músculos.

3º La piel se enrojece. Esto ocurre cuando el cuerpo quiere eliminar el calor acumulado. Dilata los vasos sanguíneos de la piel para eliminar calor por contacto con el aire. Aunque en este momento es cuando más caliente notamos la piel y el niño tiene calor, en realidad es cuando la fiebre está empezando a bajar.

4º Suda. La piel desprende agua que al evaporarse arrastra con ella el calor. Cuando el sudor ya esta frío, lafiebre ha bajado.

Sitios para la obtención de la Temperatura

Oral: Sublingual durante un tiempo aproximado de cuatro minutos. Se debe tener en fiebre2cuenta la última ingesta; se puede tomar la temperatura mínimo 15 minutos después de la ingesta. La temperatura oral se puede medir en todos los pacientes, excepto, en los que están inconscientes, sufren confusión mental, convulsiones, afecciones de nariz, boca o garganta y los niños menores de 6 años.

Rectal: Lubricar el termómetro y proteger la intimidad del paciente. El resultado tiende a ser 0,5 a 0,7°C mayor que la temperatura oral. La temperatura rectal es recomendable para el paciente menor de 6 años, a menos, que se le haya practicado cirugía rectal o presente algún tipo de anormalidad en el recto.

 Axilar: Es recomendable en adultos y niños mayores de 6 años; se deja el termómetro durante cinco minutos. El resultado es 0,5ºC menor que la temperatura oral.

Referencias.

– Wikipedia.

– Enciclopedia médica Medline.

– Pediatra Online.

– Dalcame.com

Conceptos básicos: La Vesícula Biliar.

La vesícula biliar es una víscera hueca pequeña, con forma de ovoide o pera, que tiene un tamaño aproximado de entre 5 a 7 cm de diámetro vesiculamayor. Se conecta con el intestino delgado (duodeno) por la vía biliar común o conducto colédoco. Su función es la acumulación de bilis, contiene un volumen de alrededor de 50 ml de bilis que libera al duodeno a través de los conductos antes reseñados, entrando en el mismo a través de la papila y ampolla de Vater. Está adherida a la superficie visceral del hígado.

Función de la Vesícula:

La función de la vesícula es almacenar y concentrar la bilis segregada por el hígado y que alcanza la vesícula a través de los conductos hepático y cístico, hasta ser requerida por el proceso de la digestión. Almacena la secreción biliar hasta que un estímulo adecuado causa su liberación por la contracción de su pared muscular. La segregación de la bilis por la vesícula es estimulada por la ingesta de alimentos, sobre todo cuando contiene carne o grasas, en este momento se contrae y expulsa la bilis concentrada hacia el duodeno. La bilis es un líquido de color pardo verduzco que tiene la función de emulsionar las grasas, produciendo microesferas y facilitando así su digestión y absorción, además de favorecer los movimientos intestinales, evitando así la putrefacción. Las situaciones que retrasan u obstruyen el flujo de la bilis provocan enfermedades de la vesícula biliar.

Patologías de la vesícula:

Colesterolosis

La colesterolosis es una acumulación de histiocitos cargados de ésteres de colesterol. Se piensa que refleja la presencia de bilis sobresaturada con colesterol. Generalmente es asintomática, de frecuente hallazgo en autopsias. En otros casos se asocia con cálculos, a menudo de tipo colesterínico.

Litiasis

Los cálculos biliares se forman habitualmente en la vesícula; sin embargo, se encuentran cálculos en la vía biliar extrahepática, particularmente colédoco y ampolla de Vater: la mayoría de las veces es por migración desde la vesícula.

Las “piedras” están constituidas en su mayoría por colesterol. El colesterol pasa del hígado a la bilis, donde es mantenido en solución en forma decalculosbiliares micelas bajo la acción combinada de las sales biliares y de la lecitina que es un lípido polar. El aumento de colesterol o la disminución de sales biliares o lecitina llevan a una sobresaturación y precipitación del colesterol en la bilis, en forma de cristales.

Desde el punto de vista morfológico, se reconocen dos tipos principales de cálculos: puros (metabólicos) y mixtos (inflamatorios)

a) Cálculos puros

Colesterínicos: son únicos, o dos o tres; ovoideos, amarillos, de 1 a 2 cm. de diámetro; al corte son de estructura cristaloidea radiada. La vesícula suele no presentar inflamación crónica significativa; frecuentemente presenta colesterolosis. La bilis tiene alto contenido de colesterol.

Pigmentarios (de bilirrubinato de calcio): negros o pardo negruzcos, múltiples, friables, por lo común laminares, de alrededor de 5 mm. de diámetro mayor. Están asociados con aumento de la bilirrubina no conjugada en la bilis (anemias hemolíticas). Sin lesiones en la vesícula.

De carbonato de calcio: muy raros, múltiples, irregulares, gris blanquecinos, generalmente sin inflamación de la vesícula.

b) Cálculos mixtos

Son los más frecuentes (80%), múltiples, pueden alcanzar varias decenas o centenas. Son polifacetados verdes parduscos o bien moruliformes calculosamarillos. Miden desde fracciones de milímetros a más de dos centímetros. Al corte presentan una doble estructura: laminar concéntrica y cristaloidea radiada, con alternancia de estratos blanco amarillentos y parduscos friables. Se asocian siempre con inflamación crónica de la pared de la vesícula.

Consecuencias y complicaciones de la litiasis

En un porcentaje importante de los casos es asintomática. La manifestación clínica más típica es la crisis de dolor cólico biliar. La obstrucción del cístico por un cálculo puede provocar una colecistitis aguda. La migración de cálculos por el cístico hasta impactarse en el colédoco o ampolla de Vater causa ictericia obstructiva y eventualmente colangitis. La litiasis de la vesícula es el más importante factor de riesgo de carcinoma vesicular.

Síntomas de litiasis:

Son muchas las personas que, teniendo cálculos biliares, carecen de síntomas. Cuando los síntomas se hacen evidentes, la persona portadora de cálculos biliares puede experimentar:

  • Dolor fuerte y seguido en el abdomen superior (hipocondrio derecho); este dolor puede propagarse al tórax, hombros y espalda y se confunde a veces con los síntoma de un ataque al corazón.
  • Indigestión, náuseas o vómitos.
  • Colangitis.
  • Pancreatitis.
  • Fístulas.
  • Perforación.
  • Dolor intenso de abdomen y sensibilidad al tacto en el lado derecho del abdomen cuando la vesícula biliar está inflamada.
  • Ictericia, escalofríos y fiebre cuando los cálculos biliares impiden el paso de la bilis.

Se observa que cuando el líquido queda obstruido puede haber un ataque de dolor. Este dolor en el abdomen, va en aumento, durando de una media hora hasta varias horas.

Tratamiento:

Si las litiasis biliar llega a producir síntomas el tratamiento debe ser quirúrgico, una colecistectomía (extirpación de la vesícula biliar). Aunque la vesícula biliar es un órgano importante, no es esencial para la vida. Muchos pacientes con cálculos biliares -o con complicaciones resultantes de los cálculos- se someten a la extirpación quirúrgica de la vesícula (colecistectomía), operación sin grave peligro que es una de las practicadas con mayor frecuencia en todo el mundo.

El riesgo quirúrgico aumenta con la edad y si el paciente padece otras enfermedades. Extraída la vesícula, la bilis fluye directamente del hígado al intestino delgado. El efecto sobre la digestión puede ser escaso o nulo. Sin embargo, en algunos pacientes es posible que no desaparezcan los síntomas de flatosidad, dolor, distensión por gases del abdomen, o náuseas. Hay un medicamento oral, el ácido ursodesoxicólico, que disuelve los cálculos de colesterol y en muchos casos puede usarse con seguridad y eficacia como substituto de la extirpación quirúrgica de la vesícula. El ácido ursodesoxicólico es un ácido biliar natural que reduce la concentración de colesterol en la bilis y que en mucho casos disuelve lentamente los cálculos, según el tamaño de éstos, en el plazo de 6 a 24 meses.

Numerosas personas que presentan cálculos de colesterol y en quienes no hay obstrucción alguna de los conductos de entrada o salida de la bilis en la vesícula, son susceptibles de tratamiento con ursodesoxicólico. El fármaco se tolera sumamente bien, siendo raros los casos observados de diarrea, que suele ser leve y pasajera. Ha sido ampliamente utilizado y ensayado en Europa, Asiay los Estados Unidos.

Otra posibilidad de sustituir la cirugía es la de valerse de la exploración con fines de investigación. La litotricia extracorpórea por ondas de choque es una nueva técnica que utiliza ondas sonoras de origen externo para fragmentar finamente los cálculos biliares. Los fragmentos se disuelven después con el ácido ursodesoxicólico administrado por vía oral, si bien es posible que algunos cálculos pasen al exterior de forma espontánea.

Nada menos que la mitad de los pacientes que se sometieron a estos procedimientos no quirúrgicos -que dejan intacta la vesícula- no experimentaron reincidencia de cálculos al cabo de 5 años de observación. Entre los que sí tuvieron recidiva, sólo un pequeño porcentaje manifiesta sintomatología, según se desprende de un estudio reciente. Y para estos últimos, la repetición del tratamiento proporciona alivio.

Colecistitis Aguda

En más del 95% de los casos se asocia con litiasis.

Patogenia: se postula una irritación de la pared por la bilis concentrada, como consecuencia del enclavamiento de los cálculos en el bacinete ocolecistitis-aguda1 cístico. Frecuentemente se asocia infección por Escherichia coli o Streptococcus faecalis; sin embargo, la infección no es constante; es un fenómeno secundario a la obstrucción. Se piensa que los gérmenes llegan a la vesícula por vía linfática.

Morfología: vesícula tumefacta, edematosa, con serosa hiperémica y hemorrágica. La mucosa hemorrágica o con áreas de necrosis y pseudomembrana; en ocasiones sobreviene gangrena de la pared. En el examen histológico, aparte la inflamación aguda, en la mayoría de los casos se reconocen elementos de inflamación crónica.

Complicaciones: 1) perforación; 2) absceso perivesicular; 3) peritonitis biliar o purulenta; 4) fístula colecisto-duodenal (más rara colecisto-colónica), por colecistitis aguda con reblandecimiento.

Colecistitis Crónica

La colecistitis crónica se asocia con litiasis: es una lesión muy común de la vesícula litiásica. Puede ser una inflamación crónica de comienzo silencioso y evolución prolongada, o bien ser secundaria a crisis repetidas de colecistitis aguda.

Tumores de la Vesicula y de la Vía Biliar Extrahepatica

Las neoplasias más importantes de la vesícula y de los conductos biliares extrahepáticos son: el adenoma y el carcinoma. Los adenomas son generalmente sésiles; de tipo tubular o túbulopapilar con diferentes grados de displasia. Son raros.

Textos de Wikipedia, escuelaMed

El sistema linfático. Ese gran desconocido.

El sistema linfático es la estructura anatómica que transporta la linfa unidireccionalmente hacia el corazón, y es parte del aparato linfaticocirculatorio. En el ser humano, está compuesto por los vasos linfáticos, los ganglios, los órganos linfáticos o linfoides (el bazo y el timo), los tejidos linfáticos (como la amígdala, las placas de Peyer y la médula ósea) y la linfa.

El sistema linfático está considerado como parte del aparato circulatorio porque está formado por los vasos linfáticos, unos conductos cilíndricos parecidos a los vasos sanguíneos, que transportan un líquido llamado linfa, que proviene de la sangre, tiene una composición muy parecida a la de ésta y regresa a ella. Este sistema constituye por tanto la segunda red de transporte de líquidos corporales.

La linfa es un líquido transparente, de color un tanto blanquecino que recorre los vasos linfáticos y generalmente carece de pigmentos. Se produce tras el exceso de líquido que sale de los capilares sanguíneos al espacio intersticial o intercelular, siendo recogida por los capilares linfáticos, que drenan a vasos linfáticos más gruesos hasta converger en conductos (arterias) que se vacían en las venas subclavias.

El sistema linfático cumple cuatro funciones básicas:

  • El mantenimiento del equilibrio osmolar en el “tercer espacio”.
  • Contribuye de manera principal a formar y activar el sistema inmunitario (las defensas del organismo).
  • Recolecta el quilo a partir del contenido intestinal, un producto que tiene un elevado contenido en grasas.

Ganglios Linfáticos:

Los ganglios linfáticos son unas estructuras nodulares que forman agrupaciones en forma de racimos. Son una parte importante del ganglio linfáticosistema inmunitario, ayudando al cuerpo a reconocer y combatir gérmenes, infecciones y otras sustancias extrañas. Son más numerosos en las partes menos periféricas del organismo. Su presencia se pone de manifiesto fácilmente en partes accesibles al examen físico directo en zonas como axilas, ingle, cuello, cara, huecos supraclaviculares y huecos poplíteos. Los conductos linfáticos y los nódulos linfoideos se disponen muchas veces rodeando a los grandes troncos arteriales y venosos aorta, vena cava, vasos ilíacos, subclavios, axilares, etc. Son pequeñas bolsas que se encuentran entre los vasos linfáticos. En los conductos linfáticos se almacenan los glóbulos blancos, más concretamente los linfocitos.

Tejidos y órganos linfáticos:

En el ser humano, los órganos linfáticos o linfoides del sistema linfático son el bazo y el timo; y los tejidos linfáticos o linfoideos son laamígdala, las placas de Peyer, los ganglios linfáticos y la médula ósea, siendo estos los principales.

El bazo tiene la función de filtrar la sangre y limpiarla de formas celulares alteradas. El timo y la médula ósea, cumplen la función de madurar a los linfocitos, que son un tipo de leucocito.

Los distintos órganos linfoides están interconectados por vasos sanguíneos y vasos linfáticos, de modo que se constituye un sistema unitario, entrelazado y bien comunicado. Estos vasos transportan células del sistema inmune, de las cuales el tipo central es el linfocito.

Cuando la presión sanguínea aumenta dentro de los vasos capilares sanguíneos, el plasma sanguíneo tiende a difundirse a través de las linfáticoparedes de los capilares, debido a la gran presión que se ejerce sobre estas paredes. Durante este proceso se pierde gran cantidad de nutrientes y biomoléculas que son transportados por medio de la sangre, creando con esto una descompensación en la homeostasis; es en este instante en donde toma una importancia radical el sistema linfático, ya que se encarga de recolectar todo el plasma perdido durante el episodio de exceso de presión sanguínea y hacer que retorne a los vasos sanguíneos, manteniendo, de esta forma, la homeostasis corporal.

Sin embargo, hay estructuras en las cuales no se encuentra sistema linfático, como la tiroides, el esófago y el hígado. A estos órganos se les denomina “órganos de tejidos blandos”.

Patologías del sistema linfático:

Las manifestaciones más comunes de enfermedad del sistema linfático son:

  • La presencia de adenopatías (hinchazón de los ganglios)
  • La aparición de una forma de edema conocido como linfedema
  • Edema linfodinámico. Aumento de carga linfática por trastornos circulatorios (cardíacos, renal, pre menstrual, traumatismo, quemaduras.)
  • Edema linfostático o linfedema: Es el aumento de proteína y líquido intersticial; fallo linfático.
  • Lipidema. Síndrome de piernas grasosas (tobillo, piernas y cadera).
  • Mixedema. Acumulación de mucopolisacáridos y proteínas en el espacio intersticial, alteraciones glandulares tiroides (cara, nuca, dorso de las manos y de los pies).
  • La linfangitis por una herida punzante en el sistema linfático.
  • Cáncer: El cáncer del sistema linfático se llama linfoma.
  • Controla la concentración de proteínas en el intersticio, el volumen del líquido intersticial y su presión.

linfático1

Artículo de Wikipedia.

Generalidades. El esqueleto Humano.

El esqueleto humano es el conjunto total y organizado de piezas óseas que proporciona al cuerpo humano una firme estructura multifuncional (locomoción, protección, contención, sustento, etc.). A excepción del hueso hioides  (que se halla separado del esqueleto), todos los huesos están articulados entre sí esqueletohumanoformando un continuum, soportados por estructuras conectivas complementarias como ligamentos, tendones, músculos y cartílagos.

El esqueleto de un ser humano adulto tiene, aproximadamente, 206 huesos, sin contar las piezas dentarias, los huesos suturales o wormianos(supernumerarios del cráneo) y los huesos sesamoideos. El esqueleto humano participa (en una persona con un peso saludable) con alrededor del 12 % del peso total del cuerpo. Por consiguiente, una persona que pesa 75 kilogramos, 9 kilogramos de ellos son por su esqueleto.

El conjunto organizado de huesos  (u órganos esqueléticos) conforma el sistema esquelético, el cual concurre con otros sistemas orgánicos (sistema nervioso, sistema articular y sistema muscular) para formar el aparato locomotor.

El esqueleto óseo es una estructura propia de los vertebrados. En Biología, un esqueleto es toda estructura rígida o semirrígida que da sostén y proporciona la morfología básica del cuerpo, así, algunos cartílagos faciales (nasal, auricular, etc.) debieran ser considerados también formando parte del esqueleto.

FUNCIONES:

El sistema esquelético tiene varias funciones, entre ellas las más destacadas son:

  1. Sostén mecánico: del cuerpo y de sus partes blandas funcionando como armazón que mantiene la morfología corporal;
  2. Mantenimiento postural: permite posturas como la bipedestación;
  3. Soporte dinámico: colabora para la marcha, locomoción y movimientos corporales funcionando como palancas y puntos de anclaje para los músculos;
  4. Contención y protección: de las vísceras, ante cualquier presión o golpe del exterior, como, por ejemplo, las costillas al albergar los pulmones, órganos delicados que precisan de un espacio para ensancharse,
  5. Almacén metabólico: funcionando como moderador (tampón o amortiguador) de la concentración e intercambio de sales de calcio y fosfatos.
  6. Transmisión de vibraciones.

Además, en la corteza esponjosa de algunos huesos, se localiza la médula ósea, la cual lleva a cabo la hematopoyesis o formación y diferenciación de las células sanguíneas.

NÚMERO DE HUESOS:

El número de huesos en personas adultas es de aproximadamente 206, pero debemos recordar que esta cifra no se cumple en los niños pequeños y menos aún en los recién nacidos. Esto se debe a que los recién nacidos nacen con algunos huesos separados para facilitar su salida desde el canal de parto, por ejemplo tenemos los huesos del cráneo, si palpamos la cabeza de un recién nacido encontramos partes blandas llamadas fontanelas: en ellas los huesos están unidos por tejido cartilaginoso que luego se osificará para formar el cráneo de un adulto.

También el maxilar se encuentra dividido en dos, el maxilar superior y el inferior, cuando se suture el maxilar inferior dará lugar a un tipo de sutura llamada sínfisis. Así que el número de huesos depende de la edad de la persona a la cual se refiera, pero como promedio para un adulto es alrededor de 206 huesos.

DIVISIÓN DEL ESQUELETO:

Uno de los esquemas para el estudio del esqueleto humano, lo divide en dos partes:

  1. El esqueleto axial, que son los huesos situados a la línea media o eje, y ellos soportan el peso del cuerpo como la columna vertebral. Se encargan principalmente de proteger los órganos internos.
  2. El esqueleto apendicular, que son el resto de los huesos pertenecientes a las partes anexas a la línea media (apéndices); concretamente, los pares de extremidades y sus respectivas cinturas, y ellos son los que realizan mayores movimientos como el carpo (muñeca).

Esqueleto axial: 80 huesos aproximadamente

  • Huesos de la columna vertebral (raquis): 26 huesos aproximadamente
    • Vértebras cervicales (cuello): 7
    • Torácicos: 12
    • Lumbares: 5
    • Sacro: 1 (formado por la fusión de 5 vértebras)
    • Cóccix: 1 (formado por la fusión de 4 vértebras)
  • Huesos de la cabeza: 29 huesos
    • Cráneo: 8
    • Cara: 14
    • Oído: 6
    • Hioides: 1 (único hueso no articulado con el esqueleto)
  • Huesos del Tórax (25)
    • Costillas: 24 (12 pares)
    • Esternón: 1

Esqueleto apendicular: 120 huesos

  • Huesos de la cintura escapular: 4 huesos
  • Huesos de las extremidades superiores: 3 x 2
    • Brazo: 1 x 2
    • Antebrazo: 2 x 2
    • Mano:
      • Carpo (muñeca): 8 x 2
      • Metacarpo (mano): 5 x 2
      • Falanges (dedos): 14 x 2
  • En los miembros superiores y pectorales: 64
    • Brazos y manos: 60
    • Hombros: 2 clavículas y 2 escápulas.
  • En los miembros inferiores y pélvicos: 62
    • Piernas y pies: 60
    • Pelvis: 2 huesos pélvicos (formados por la fusión del ilion, isquion y pubis)

TIPO DE HUESOS:

Según sus dimensiones, podemos clasificar a los huesos en:

a) Huesos largos:

Son el tipo de hueso en el que predomina la longitud por sobre sus otras dimensiones. Este posee dos extremos o epífisis, donde suelen conectarse con otros huesos en articulaciones; un cuerpo o diáfisis, compuesto sólo por tejido óseo compacto, presentado en su interior sólo un canal llamado conducto medular, relleno de médula ósea amarilla; y la zona de unión o límite entre epífisis y diáfisis, conocida como metáfisis, formada por un disco cartilaginoso que permite el alargamiento del hueso. Este tipo de hueso se encuentra en las extremidades superiores e inferiores. Los huesos largos son huesos duros y densos que brindan resistencia, estructura y movilidad, como el fémur (hueso del muslo). Un hueso largo tiene una diáfisis y dos extremos.

Asimismo, hay huesos en los dedos de las manos que se clasifican como “huesos largos”, aunque sean cortos en longitud, lo cual se debe a la forma y no al tamaño real.

Los huesos largos contienen médula ósea amarilla y médula ósea roja.

hueso largo

b) Huesos cortos:

Los huesos cortos en el cuerpo humano son similares a un cubo, con mediciones de largo, ancho y alto aproximadamente iguales.

Estos huesos abarcan los huesos carpianos (manos, muñeca) y los huesos tarsianos (pies, tobillos).

hueso corto

Además hay otro tipo de huesos pequeños, formados por tejido laminar compacto por fuera, y tejido laminar esponjoso en el centro. A éste tipo de huesos pertenecen los carpos y tarsos. Además, se establecen en dos subclasificaciones:

b.a) Huesos sesamoides, un tipo de hueso corto que es encontrado en relación a un tendón, con la función de mejorar la mecánica articular. El ejemplo más claro es la rótula o patela.

b.b) Huesos supernumerarios, tipo de hueso corto que no se encuentra en todas las personas.

c) Huesos planos: Son el tipo de hueso donde predomina la longitud y el ancho sobre su espesor. Están formados por tejido laminar compacto por fuera, denominado áploe, y tejido laminar esponjoso en el centro, denominado díploe. Este tipo de huesos se encuentra formando cavidades en el cuerpo, como los huesos del cráneo, de la caja torácica, entre otros.

hueso plano

d) Huesos irregulares: Todos aquellos huesos que por su forma no se pueden clasificar en otro tipo. A éste tipo de huesos pertenecen las vértebras. Además, dentro de esta clasificación se encuentran los huesos neumáticos, que poseen cavidades llenas de aire. Los huesos que forman la cara tienen esta característica.

vertebra

ESTRUCTURA DE LOS HUESOS:

Los huesos poseen zonas con diferente densidad de tejido óseo que se diferencian macroscópicamente y microscópicamente en áreas de hueso compacto y áreas de hueso esponjoso, no existen límites perfectamente marcados entre las dos áreas existiendo entre ellos una pequeña zona de transición.

Hueso compacto (cortical)

El hueso compacto o cortical forma la diáfisis (la porción alargada de los huesos largos que queda en el medio de las epífisis o porciones distales de los mismos). Aparecen como una masa sólida y continua cuya estructura solo se ve al microscopio óptico. Su matriz ósea mineralizada está depositada en hueso esponjosolaminillas, entre estas se ubican las lagunas con los osteocitos (cada laguna con el osteocito es llamada osteoblasto), desde cada una se irradian canalículos (conductillos muy delgados), ramificados que las comunican y permiten la nutrición de los osteocitos (recordemos que esto es importante ya que los osteocitos se encuentran rodeados de matriz mineralizada que no permite la difusión de nutrientes al osteocito).

  • Concéntricamente alrededor de un canal longitudinal vascular (llamado conducto de Havers), que contiene capilares, vénulas postcapilares y a veces arteriolas, formando estructuras cilíndricas llamadas osteonas o sistemas haversianos visibles al microscopio óptico.
  • Entre las osteonas se disponen de forma angular formando los sistemas intersticiales separados de las osteonas por las llamadas líneas de cemento (capa de matriz ósea pobres en fibras colágeno que no son atravesados por estos canalículos, o sea que no poseen elementos vasculares; todo esto es observable al microscopio óptico).
  • Por debajo del periostio sobre su superficie interna, y por debajo del endostio se ubican alrededor de la circunferencia del tallo de forma extendida las laminillas circunferenciales externas e internas (paralelas a la superficie).

Los canales haversianos comunican entre sí con la superficie o la cavidad medular por canales transversales u oblicuos llamados canales perforantes o de Volkman que poseen vasos que vienen del periostio y del endostio más grandes que los de las osteonas que comunican entre ellas. Al microscopio óptico es difícil reconocerlos porque no se encuentran rodeados de láminas concéntricas.

Hueso esponjoso (reticulado, trabecular)

El hueso esponjoso o trabecular no contiene osteonas, sino que las láminas intersticiales están de forma irregular formando unas placas llamadas trabéculas. Estas placas forman una estructura esponjosa dejando huecos llenos de la médula ósea roja. Dentro de las trabéculas están los osteocitos, los vasos sanguíneos penetran directamente en el hueso esponjoso y permiten el intercambio de nutrientes con los osteocitos. El hueso esponjoso es constituyente de las epifisis de los huesos largos y del interior de otros huesos.

Texto extraído de Wikipedia.com

Guía sencilla sobre colesterol y Triglicéridos. Que son y como controlarlos.

COLESTEROL

El colesterol es el principal esterol del organismo humano. Los esteroles son un tipo de grasas naturales presentes en nuestro cuerpo. Las funciones del colesterol en el cuerpo son:

  1. Estructural: el colesterol es un componente muy importante de las membranas plasmáticas de los animales (en general, no existe en los vegetales). Aunque el colesterol se encuentra en pequeña cantidad en las membranas celulares, en la membrana citoplasmática lo hallamos en una proporción molar 1:1 con relación a los fosfolípidos, regulando sus propiedades físico-químicas, en particular la fluidez. Sin embargo, el colesterol se encuentra en muy baja proporción o está prácticamente ausente en las membranas subcelulares.
  2. Precursor de la vitamina D: esencial en el metabolismo del calcio.
  3. Precursor de las hormonas sexuales: progesterona, estrógenos y testosterona.
  4. Precursor de las hormonas corticoesteroidales: cortisol y aldosterona.
  5. Precursor de las sales biliares: esenciales en la absorción de algunos nutrientes lipídicos y vía principal para la excreción de colesterol corporal.
  6. Precursor de las balsas de lípidos.

Por todo esto, el colesterol es una sustancia esencial en el cuerpo, no debe faltar ni sobrar, debe estar en unos niveles medios que detallaremos más adelante.????????????????????????????????????????

El principal trastorno que provoca el colesterol en el organismo cuando se encuentra en exceso lo constituye la producción de depósitos de grasas en arterias vitales, causando aterosclerosis (formación de placa de ateroma en el interior de los vasos), que predisponen a la persona a sufrir accidentes vasculares tales como: accidente cerebrovascular, enfermedad vascular periférica, IAM y otras enfermedades relacionadas con el déficit de aporte de sangre a los tejidos.

Fuentes de Colesterol

El origen del colesterol en el organismo tiene dos fuentes, la externa que procede de la dieta y la interna que produce el propio organismo. Debido a que el organismo puede producir su propio colesterol, existe la posibilidad que personas que no consuman exceso de colesterol, tengan niveles sanguíneos elevados por tener algún desorden genético-metabólico que conlleva a dicha elevación, es muy frecuente oir a la gente comentar que como pueden tener el colesterol alto, si comen poco, o están delgados, lo cierto es que el colesterol alto no está asociado necesariamente a tener sobrepeso, aunque las personas con sobrepeso y exceso de grasa corporal sean más propensas a estas patologías.

Los alimentos derivados de animales son ricos en colesterol especialmente huevos, lácteos y las carnes. El organismo absorbe aproximadamente la mitad del colesterol contenido en la dieta. Los esteroles vegetales son escasamente absorbidos por el organismo.

El hígado es el principal órgano productor de colesterol (10 % del total), siendo otros órganos importantes en la producción como el intestino, corteza suprarrenal, testículos y ovarios. La síntesis del colesterol se halla regulada sobre todo por la ingesta de colesterol en la dieta.

El colesterol por ser una grasa es poco soluble en agua, por lo que si se transportara libre por la sangre sería en forma de gotas de colesterol y se vería en nuestra sangre como gotas de grasa. Pero el caso, es que la naturaleza ha ideado una manera de hacer soluble en agua al colesterol y transportarlo por la sangre y esto es por medio de lipoproteínas.

HDL Y LDL. “Colesterol bueno y Colesterol malo”.

Las lipoproteínas son sustancias mediante las cuales las grasas como el colesterol, ésteres de colesterol, los triglicéridos y fosfolípidos son transportados a través de la sangre.

El colesterol asociado a las lipoproteínas de baja densidad se le denomina LDL-colesterol, y se le conoce como “colesterol malo”, ya que es la principal lipoproteína que lleva el colesterol del hígado al resto del organismo.

Al colesterol asociado a la lipoproteína HDL se le denomina HDL-colesterol, y se le conoce como “colesterol bueno” ya  que su principal función es recoger el colesterol de los tejidos, y llevarlo al hígado.

El aumento del LDL-colesterol a nivel sanguíneo lleva a un conjunto de procesos que desembocan en la formación de placas de grasa en las paredes de los vasos sanguíneos, conocidos como ateromas. Estas placas reducen la luz de las arterias y venas, y si una de estas placas se desprende puede producir un infarto agudo al miocardio o en el cerebro un derrame o accidente vascular cerebral.

COLESTEROL-HDL

Niveles de colesterol

Aunque las cifras de corte para los niveles de colesterol, han ido variando en los últimos años, e incluso vemos como varían dependiendo del laboratorio que los analice, en general las cifras que se manejan en casi todo el ámbito mundial son las siguientes:

  • Normal: <200 mg/dl
  • Límite alto: 200-239 mg/dl
  • Alto: >240 mg/dl

Dejaremos de lado la polémica existente acerca de si los valores de colesterol se han ido reduciendo progresivamente con el único fin de vender más medicamentos para tratar la hipercolesterolemia y así enriquecerse un poquito más las farmacéuticas.

El colesterol total es la suma entre LDL y HDL, cuanto menor sea el valor de LDL, menor riesgo de sufrir accidentes vasculares, se considera bajo riesgo siempre que LDL sea < de 130 mg/dl.

TRIGLICERIDOS

Los triglicéridos son el principal tipo de grasa transportado por el organismo. Recibe el nombre de su estructura química. Después de comer, el organismo digiere las grasas de los alimentos y libera triglicéridos a la sangre. Estos son transportados a todo el organismo para dar energía o para ser almacenados como grasa.

TAG1

Molécula de Triglicérido, 3 cadenas de ácido graso unidas por Glicerina

El hígado también produce triglicéridos y cambia algunos a colesterol. El hígado puede cambiar cualquier fuente de exceso de calorías en triglicéridos

Los niveles de triglicéridos varían con la edad, y también dependen de lo que se haya comido en los momentos previos antes del examen. La medición es más precisa si no se ha comido en las 12 horas previas al examen. El valor normal es de 150 mg/dL. Para quienes sufren problemas cardiacos, los niveles de esta sustancia deben ser inferiores a los 100 mg./dl.

Si el colesterol tiene un valor normal, un nivel elevado de triglicéridos no parece ser un factor de riesgo de enfermedad cardiaca, pero sí puede ser peligroso al asociarse con diabetes y pancreatitis por ejemplo.

Cuando la persona come, los triglicéridos se combinan con una proteína en su sangre para formar lo que se llama lipoproteínas de alta y baja densidad. Estas partículas de lipoproteínas contienen colesterol. Para formar triglicéridos en el hígado el proceso es similar; el hígado toma los carbohidratos y proteínas sobrantes de la comida y los cambia a grasa. Esta grasa entonces se combina con proteína y colesterol para formar lipoproteínas de muy baja densidad, que son liberadas al torrente circulatorio.

Causas de TAG altos:

  • Exceso de peso: los triglicéridos aumentan generalmente a medida que aumenta el peso
  • Consumo excesivo de calorías: Los triglicéridos se elevan a medida que se aumenta de peso o se ingieren demasiadas calorías, especialmente provenientes de azúcar y del alcohol. El alcohol aumenta la producción de triglicéridos en el hígado.
  • Edad: los niveles de triglicéridos aumentan regularmente con la edad
  • Medicamentos: Algunas drogas como los anticonceptivos, esteroides, diuréticos causan aumento en los niveles de los triglicéridos.
  • Enfermedades: La diabetes, el hipotiroidismo, las enfermedades renales y hepáticas están asociadas con niveles altos de triglicéridos. Entre los grupos que deben vigilar con mayor cuidado su nivel de triglicéridos se encuentran los diabéticos y las mujeres después de la menopausia. Más de un 75% de los diabéticos tienen los niveles de triglicéridos altos y el 30% de las mujeres que han pasado por la menopausia sufren de este mismo problema.
  • Herencia: algunas formas de altos niveles de triglicéridos ocurren entre miembros de una misma familia.

TRATAMIENTO

Existen varias recomendaciones nutricionales a seguir, para controlar los niveles de colesterol total, LDL y HDL en su sangre.

1. Reduzca el consumo de alimentos fuentes de colesterol. Ejemplo: carne de cerdo, vísceras, embutidos de todo tipo, mariscos, pellejos de res, piel del pollo, yema de huevo, leche íntegra, quesos amarillos procesados, mantequilla, natilla, queso crema y manteca de cerdo.

2Limite el consumo de huevo. Lo mejor es reducirlo a un máximo de 2 unidades por semana.comidasana

3. Prefiera alimentos bajos en grasa. Son fuente de nutrientes y muy bajos en colesterol, como la res magra, pollo sin piel, atún en agua, pescado, leche y queso descremados, yogurt bajo en grasa.

4. Busque alternativas saludables. En el mercado existe actualmente una margarina fabricada a partir de ésteres de estanol vegetales, sustancias capaces de reducir los niveles de colesterol en sangre, de acuerdo con varios estudios.

5. Modifique la forma de cocinar. Cocine las carnes y platillos al horno, a la parrilla, a la plancha, al vapor, hervidos, evite que sean fritos o empanizados. Utilice para cocinar aceite en spray, aceite de soya, girasol, maíz u oliva con moderación.

6. Aumente el consumo de fibra: la fibra es un componente de muchos alimentos que contribuye a reducir significativamente los niveles de colesterol. Encuéntrela en los cereales integrales, el salvado de avena, el germen de trigo, la avena integral, el pan integral y el arroz integral, los frijoles, lentejas, garbanzos.

7. Ingiera por lo menos 3 frutas durante el día y vegetales en el almuerzo y en la cena, por que son buena fuente de fibra. Las frutas ricas en fibra son las que se comen con cáscara (manzanas, peras), con estopa (naranjas, limón dulce, mandarinas), con fibrillas (mango, piña) o con semillas (guayabas, granadillas).

8. Beba por lo menos 8 vasos con agua y líquidos (té, sopas, jugos y frescos naturales, no procesados), pues el agua contribuye a la movilización de grasas corporales.

9. Evite las bebidas alcohólicas. El alcohol contribuye a elevar los niveles de colesterol, sin embargo, en numerosos estudios se ha visto que ingerir de 1 a 2 copitas de vino tinto al día, produce un ligero aumento en el HDL y previene contra el infarto. ¡Eso sí, tampoco abuse!

10. Haga ejercicio. Se ha visto que a parte de mejorar la condición física y cardiorrespiratoria, el ejercicio mantiene controlados tanto el peso, como el nivel de grasas en sangre. Además, favorece que aumenten los niveles de HDL.

Por último si estas medidas fracasan o las cifras son muy elevadas ya de inicio y precisan un tratamiento farmacológico le recomendará seguramente el uso de un tipo de medicamentos que se engloban en una familia amplia denominada las estatinas.

Estas son las estatinas más conocidas:

  • Atorvastatina.
  • Cerivastatina, retirada del mercado en el 2001 por el laboratorio fabricante (Bayer) debido a su asociación con mayor frecuencia de graves efectos adversos.
  • Fluvastatina.
  • Lovastatina.
  • Pitavastatina.
  • Pravastatina.
  • Simvastatina.
  • Rosuvastatina

Las estatinas interfieren con la producción de colesterol en el hígado. Bajan los niveles del colesterol malo y suben los niveles del colesterol bueno y pueden atrasar estatinasla formación de plaquetas en las arterias.

Las estatinas son relativamente seguras para la mayoría de las personas. Pero no son recomendadas para mujeres embarazadas o para personas que sufren enfermedades del hígado. También pueden provocar serios problemas musculares, hay actualmente abierta una investigación por el alto índice de casos de personas tratadas con estatinas que presentan dolores musculares generalizados (en torno al 40%), en casos más severos hasta roturas musculares (rabdomiolisis) y elevación de cifras de glucosa en sangre. Por tanto mucha precaución con su uso, es necesario realizar controles periódicos de CPK en sangre y si se presentan los efectos adversos, comentarlos de inmediato con su médico. Parece que en estos momentos, las investigaciones han demostrado que el tomar Vit Q10 de forma diaria, reduce los efectos sobre fatiga y dolor muscular.

Texto apoyado de geosalud, wikipedia.

Movilización del paciente geriátrico: Transferencia tumbado a sentado.

Para sentar a un enfermo en la cama, si ésta es articulada, basta dar vueltas a la manivela o apretar el botón del mando correspondiente hasta que la elevación de la cama haga que el enfermo se encuentre cómodo y en una postura adecuada a su estado.

Para elevarle los hombros, la persona responsable se coloca de cara al enfermo y de lado respecto a la cama. El pie más cercano se coloca atrás y la mano más lejana se pasa por detrás de los hombros del enfermo balanceando el cuerpo hacia atrás, bajando las caderas verticalmente de forma que el peso pase de la pierna de delante a la de atrás.

Antes de incorporar al paciente en la cama, es importante intentar colocarle el cuerpo de manera que una vez incorporada la cama, la espalda quede perfectamente recta y apoyada en la parte superior.

Para sentar al paciente al borde de la cama:

  • El cuidador adelante un brazo, el más próximo a la cabecera, y rodea los hombros del enfermo, y el otro lo coloca en la cadera más lejano del enfermo.
  • Con esta mano hace que la cadera y las piernas giren de modo que queden colgando del borde de la cama, dependiendo de la habilidad del cuidador, también se puede ayudar de sus MMII para llevar a cabo este paso (no patadas, acompaña con su pierna el recorrido)
  • Con el otro brazo ayuda a erguir el tronco.
  • En el momento en que se ha sentado, se deja a la persona reposar en esa posición durante al menos 3 minutos, para evitar variaciones de tensión que puedan comprometer el equilibrio de la persona, a continuación se coloca la ropa y las zapatillas.

Este vídeo contiene una serie de imprecisiones que es importante reconozcais, no levanteís a la persona con la barandilla bajada, se retira por completo, no dejéis los reposa pies de la silla de ruedas puestos, hay demasiada distancia entre la silla de ruedas y el plano donde se ha sentado la paciente, hay que procurar recorrer la mínima distancia y más si el paciente es obeso o se cansa pronto. Nos sirve de ayuda para visualizar el paso de tumbado a sentado, pero cuidado con los detalles porque son importantes.

Pasar al paciente de la cama a la silla:

Con paciente colaborador:

  • Si hay peligro de que la silla se mueva harán falta dos personas, una de las cuales sujetará la silla por el respaldo para evitar su movimiento, sino se tratará de zancadillear las ruedas o patas de las sillas con uno de los pies del cuidador, para que si se produce el retroceso de la silla, éste pueda ser detenido de inmediato con el pie.
  • Si la cama está muy alta, se colocará un escalón que sea firme y que tenga una superficie suficiente para que el enfermo se mueva sin caerse, pero por experiencia en geriatría, esto muchas veces ocasiona miedo en la persona y falta de colaboración, al notar un plano inestable. A pesar de poder resultar arriesgado, resulta casi más eficaz, hacer que la persona, siempre bien sujetada, aproxime todo lo que pueda los glúteos al borde de la cama, hasta que en la medida de lo posible sus pies puedan entrar en contacto con el suelo. Si aún así no llega a tocar el suelo levemente, lo más seguro para cuidador y enfermo es plantear adaptaciones técnicas en la habitación o cambiar de cama, puesto que tanto a la hora de levantar como de acostar, supondrá un esfuerzo innecesario y nocivo para las personas a cargo y un riesgo de caídas para el enfermo.
  • El paciente se sentará en el borde de la cama y se pondrá, la ropa y las zapatillas (importante que el calzado quede firme y no deslice, en pacientes geriátricos, la falta de fuerza en cuádriceps para asegurar la extensión de cadera y rodilla nos puede llevar a deslizar sobre el suelo, si el calzado además carece de dibujo, el riesgo es aún mayor.). Si nos encontramos con un paciente débil o con un calzado inadecuado, o simplemente por precaución, se recomienda realizar un punto de tope a los pies de la persona, con la ayuda de uno de nuestros pies.
  • Si el paciente no puede realizar por sí solo alguno de los movimientos requeridos para sentarse al borde de la cama, se le ayudará de la manera indicada en forma de sentar al paciente en el borde de la cama
  • La silla se coloca con el respaldo en los pies de la cama y paralela a la misma, pero más importante que ésta consideración, es valorar concienzudamente el estado de cada paciente, conocerlo, saber como reaccionará y donde se van a producir los fallos principalmente, para así trazar mentalmente un plan en el que visualizamos el gesto, lo que puede ocurrir y nos adelantamos a posibles errores, por lo que si es necesario colocar la silla en cualquier otro punto que sepamos nos será útil, el cuidador decidirá donde, según su experiencia.
  • La persona se coloca frente al enfermo con el pie que está más próximo a la silla por delante del otro.
  • El paciente pone sus manos en los hombros del auxiliar mientras éste lo sujeta por la cintura. En la práctica es difícil encontrar personas dispuestas a sujetar por los hombros al cuidador, por falta de entendimiento o por sentirse algo violentas ante el gesto. Por tanto se pueden establecer variaciones, pedirle a la persona que agarre un punto fijo, si hay agarradores cerca, el brazo de la silla, nuestro brazo, un punto de apoyo seguro y firme que le ayude al paciente a traccionar y a nosotros nos facilite la labor que vamos a llevar a cabo.
  • El enfermo pone los pies en el suelo y la persona lo sujeta con su rodilla más avanzada, la rodilla correspondiente del enfermo para que no se doble involuntariamente, igualmente válido es lo comentado con anterioridad, colocar un pie nuestro de tope para evitar resbalones.
  • Explicamos el movimiento y con una clara consigna 1,2 y 3 se realiza el giro enfermo y cuidador a la vez. Una vez hecho el giro y ya enfrentado a la silla, el cuidador desciende suavemente sus rodillas para bajar al paciente. Si hacemos este proceso sobre silla de ruedas, MUY RECOMENDABLE, retirar las palas de la silla y proteger los resaltes metálicos de las mismas, un porcentaje muy alto de úlceras en MMII con difícil curación proceden de golpes en las transferencias.

Este vídeo se complementa bien con el anterior, porque aunque no reproduce el paso de tumbado a sentado, si que atiende muy bien a todos esos detalles que es necesario tener, silla cerca del paciente, levantarlo por el lado menos afecto, solicita ayuda al paciente, explica lo que va a hacer, da consignas, mantiene la espalda en correcta posición.

PARA EL CUIDADOR: es muy frecuente encontrarse con el comentario de que la teoría es muy bonita y luego la práctica difiere mucho y en parte es cierto. Los pacientes geriátricos oscilan mucho de su estado general en cuestión de horas o días, un día puede mostrarse colaborador y al siguiente no tener fuerza alguna para nada, o estar tranquilo y a mitad del movimiento volverse agresivo. Todo esto ocurre, pero no debe hacernos olvidar que una buena técnica de movilización siempre es importante, hay que saber que se está haciendo y porque y si luego no queda más remedio que adaptarse a las circunstancias se hará, pero si de entrada olvidamos los pequeños detalles por insignificantes que parezcan, las posibilidades de llevar a cabo un mal movimiento aumentan. Si realizamos una movilización como esta, con flexión amplia de columna, generando una cifosis de gran amplitud y además llevamos a cabo un giro brusco, con bloqueo de la respiración, estamos condenando a nuestro cuerpo a lesiones recurrentes, algunas de ellas muy graves. Podemos encontrarnos simples contracturas musculares, lesiones ligamentosas vertebrales, pinzamientos nerviosos, hernias discales, aplastamientos vertebrales.

La columna debe su forma anatómica al fin para el que ha sido diseñada, para el mantenimiento de la postura erguida, en ningún caso para transportar pesos. Es así por un motivo, tiene esas curvaturas para aumentar la resistencia a las cargas, a nuestro peso y al que podamos cargar sobre nosotros, pero los músculos potentes, los que deben hacer fuerza, son los de brazos y piernas, NUNCA los de la espalda.

Si observais la galería de imágenes, podeis ver como se multiplican las fuerzas sobre la parte anterior de la vértebra y su disco. Si un cuidador piensa en la cantidad de veces que debe llevar a cabo este movimiento a lo largo del día, asusta imaginar que está ocurriendo dentro de su columna y que ocurrirá dentro de varias décadas. La prevención, la higiene postural, ergonomía son las mejores armas para evitar problemas de espalda, una vez aparecen luego cuesta mucho dar con el diagnóstico preciso y mucho más acabar con el problema, condenándonos a pacientes crónicos de AINEs, relajantes musculares y analgésicos hasta que podamos aguantar.

Cuando el paciente no colabora:

Para la realización de esta técnica es necesaria la presencia de dos personas:

  • Se coloca al paciente sentado en el borde de la cama, situándose cada persona a una lado del asistido.
  • Cada uno pasa uno de sus brazos por debajo de la axila del paciente, llevándolo hasta la escápula, el otro brazo lo pasan por debajo de sus muslos, agarrando los antebrazos del otro.
  • Ambos levantan al paciente suavemente y al unísono para terminar colocándolo en el sillón o en la silla de ruedas.

Si el paciente además es agresivo, es probable requerir la ayuda de otra persona si fuera posible, sino los cuidadores al mismo tiempo que cogen por MMSS al paciente, tratan de inmovilizar los brazos de la persona para evitar golpes.

 

Técnicas de movilización para pacientes geriátricos.

Aunque las personas sanas suelen dar por hecho que son capaces de cambiar de postura y de ir a un lado u otro con poco o ningún esfuerzo, las personas enfermas pueden tener dificultades para moverse incluso en la cama, no somos conscientes realmente de las dificultades que puede entrañar el movimiento, hasta que no vivimos una situación en la que tengamos mermadas nuestras capacidades hasta el extremo. La cantidad de ayuda que un paciente necesita es directamente proporcional a su propia capacidad para moverse y de su estado de salud, pero tampoco debemos olvidar que en ocasiones ocurre que el cuidador no sabe dar las consignas adecuadas, o dar los apoyos necesarios, con lo que la persona no siente seguridad y no colabora en su movilización

Cuando una persona ayuda a un paciente a moverse debe usar una buena mecánica corporal, mantener una buena postura es vital para evitar lesiones en el cuidador y muy importante a la hora de dar seguridad al paciente y llevar a cabo una buena economía de movimientos, realizar el mayor trabajo con el menor esfuerzo.

Encamados

 

1. Movilización del paciente geriátrico en la cama.

Para movilizar al paciente encamada debemos tener en cuenta su estado y conocer si puede colaborar con nosotros o no es su posible su ayuda para cambiarlo de postura.

Paciente no colaborador: Dependerá de las características del paciente, físicas y mentales, puesto que si es una persona de elevado peso o no colaborador agresivo, que agrede o se agarra, es recomendable hacerlo entre 2 personas. Cada cuidador a un lado de la cama, frente al enfermo.

1. La persona debe colocar los pies separados y las rodillas y caderas ligeramente flexionadas, para aumentar su base de sustentación, lo que dota de mayor equilibrio a la persona y le permite luego hacer movimientos sin flexionar la columna a modo de cifosis de gran arco.

2. Retirar la ropa superior de la cama así como la almohada del paciente y cualquier objeto que en definitiva obstaculice el movimiento a realizar.

3. Introducir un brazo por debajo del hombro del paciente y el otro debajo del muslo. Sujetan al paciente y lo levantan con cuidado hasta llevarlo a la posición deseada.

4: NOTA: a la hora de movilizar al paciente a la posición deseada es preciso evitar fricciones y sacudidas repentinas o bruscas para lo cual el paso 4 es mejor realizarlo con la ayuda de una sábana entremetida.

Si por motivos de espacio o porque se domina mejor otra técnica, también se pueden colocar las dos personas en el mismo lado de la cama:

1. La primera coloca un brazo por debajo de los hombros del paciente y el otro brazo por debajo del tórax.

2. La segunda desliza sus brazos a la altura y por debajo de la región glútea.

3. Entonces elevan cuidadosamente al paciente hacia la posición requerida.

 

Paciente colaborador: En este caso con una sola persona debería ser suficiente. El vídeo que mostramos a continuación es con dos cuidadores, pero sería muy similar con un solo.

1. La persona se colocará junto a la cama del enfermo, frente a él y a la altura de su cadera.

2. Decirle al enfermo que se agarre a la cabecera de la cama y flexionando sus rodillas, coloque la planta de los pies apoyando sobre la superficie de la cama.

3. Entonces coloca sus brazos por debajo de las caderas del paciente.

4. Se le pedirá al paciente que haciendo fuerza con sus pies y brazos intente elevarse.

5. Es entonces cuando a la consigna de 1,2,3 y de acuerdo con el paciente, ambos hacen fuerza con los brazos hacia la cabecera.

6. Si el paciente está ágil y con fuerza, se le puede solicitar que lo haga él solo.

Movilización del paciente ayudado por una sábana

Se realiza entres dos, situados uno a cada lado de la cama.

1. Para esta técnica mos ayudaremos de una entremetida que es una sábana doblada en su largo a la mitad.

2. Se la coloraremos al paciente por debajo, de forma que llegue desde los hombros hasta los muslos.

3. Para ello colocaremos al enfermo en decúbito lateral, lo más próximo a un borde de la cama y meteremos la “entremetida” por el lado contrario al que está girado, luego lo volveremos al otro lado y sacaremos la parte de “entremetida” que falta de colocar.

4. Una vez colocada la “entremetida”, se enrolla ésta por los laterales sujetándola cada uno fuertemente, pudiendo así moverse al paciente hacia cualquier lado de la cama, evitando fricciones. Vídeo número 1.

 

Colocación del paciente desde Decúbito supino a decúbito lateral.

La persona debe colocarse en el lado de la cama hacia el que va a girar el enfermo.

  • En primer lugar, se desplaza al paciente hacia el lado de la cama contrario al decúbito deseado, para que al girarlo quede el paciente en el centro de la cama.
  • Se le pide al paciente que estire el brazo hacia el lado que a girar el cuerpo y que flexione el otro brazo sobre el pecho, si no colabora, el cuidador lo hará de manera pasiva.
  • Se le pide que flexione la rodilla del miembro inferior que va a quedar arriba, sino colabora, se le coloca de forma pasiva.
  • A continuación, la persona debe colocar uno de sus brazos por debajo del hombro y el otro por debajo de la cadera.
  • Girar al paciente hacia el lado en que se encuentra, dejándole colocado en decúbito lateral.
  • NOTA: En la posición de Decúbito lateral hay que tomar precauciones con orejas, hombros, codos, cresta ilíaca, trocantéreas y maleolos para que no se produzcan úlceras por presión.

Sistema nervioso autónomo o vegetativo.

Llevamos semanas dedicando artículos para poder entender como funciona nuestro sistema nervioso. Hemos visto la unidad funcional más básica, la neurona, y como ésta interacciona con las de su alrededor. Hemos visto como esas neuronas transmiten el impulso nervioso a las fibras musculares para producir movimiento y por último hemos realizado un repaso sencillo a los órganos de los sentidos para que entendáis como recoge nuestro cuerpo la información del exterior y la transforma en impulsos eléctricos que entienda el cerebro.

Pues bien, todo esto visto hasta ahora forma parte del sistema nervioso somático, del que somos conscientes y del que tenemos control voluntario, sabemos lo que vemos, lo que oimos, lo que comemos, lo que sentimos, y sabemos como mover nuestro cuerpo para adaptarnos a las situaciones. Sin embargo nuestro cuerpo también necesita un control interno de las vísceras y sistema circulatorio y necesita informar al cerebro de todo lo que ocurre, y esto ocurre de forma inconsciente e involuntaria.

Pensadlo bien, sería horrible y muy estresante tener conocimiento de todo lo que ocurre a nivel interno, de la digestión de los alimentos y tener que mover sistema_nervioso_autonomo_317255_t0conscientemente los intestinos o tener que bombear sangre contrayendo el corazón, hacer un esfuerzo para mantener nuestra temperatura. Pues bien todo esto, está controlado por el sistema nervioso autónomo, aquel que trabaja de forma automática sin que tengamos control voluntario sobre él.

No somos conscientes de lo que ocurre en nuestros órganos porque esta información no llega a la corteza cerebral, que es donde nos hacemos conscientes de las experiencias, estos impulsos nerviosos se coordinan en lugares inferiores, como la médula espinal que controla los reflejos, y en zonas como el tallo cerebral o el hipotálamo.

Mención aparte merece lo que ocurre con el mecanismo de la respiración puesto que la mayoría del tiempo es involuntario, pero si queremos podemos manejarla a nuestro antojo, esto se debe a que además de tener inervación de sistema nervioso simpático, también tiene fibras nerviosas que ascienden hasta la corteza cerebral, lo que nos hace conscientes del proceso de la respiración y si ponemos nuestra atención, somos capaces de controlarla a nuestro antojo.

Funciones.

El sistema nervioso autónomo controla todas las funciones internas del organismo, por destacar algunas muy representativas diremos:

  • Control de la temperatura corporal.
  • Control de la tensión arterial.
  • Función cardíaca.
  • Aparato digestivo.
  • Dolor.
  • Propioceptores (mandan información al cerebro de la posición de nuestras articulaciones, decisivo en el control de la postura y el equilibrio).
  • Movimientos respiratorios.
  • Reflejos.
  • Respuesta y adaptación de los vasos sanguíneos.
  • Secreciones glandulares, liberación de hormonas.

Realiza otras más funciones, pero ya os hacéis una idea de su importancia. El sistema nervioso, tanto voluntario como involuntario y dentro del involuntario, simpático y parasimpático, actúan todos en perfecta harmonía, si uno acelera el otro desacelera, si uno hace el otro deshace, para establecer un perfecto control de las actividades que se desarrollan en el cuerpo, tanto si es voluntario como sino. El sistema nervioso es tan complejo que supone todavía uno de los grandes misterios por descubrir dentro de la medicina. Cuando conozcamos por completo su funcionamiento estaremos en disposición de tratar de manera efectiva, gran parte de las enfermedades que hoy día son incurables.

Estructura:

La estructura del sistema nervioso es tremendamente compleja, con numerosísimas terminaciones nerviosas, ganglios, raíces que se unen formando los nervios, los plexos. Para quien tenga interés en una información algo más detallada, aquí os presentamos la estructura del sistema nervioso vegetativo.

El sistema nervioso vegetativo se divide funcionalmente en:

  • Sistema simpático: usa noradrenalina y adrenalina como neurotransmisor, y lo constituyen una cadena de ganglios paravertebrales situados a ambossimpaticoparasimpatico lados de la columna vertebral que forman el llamado tronco simpático, así como unos ganglios prevertebrales o preaórticos, adosados a la cara anterior de la aorta (ganglios celíacos, aórtico-renales, mesentérico superior y mesentérico inferior). Está implicado en actividades que requieren gasto de energía. También es llamado sistema adrenérgico o noradrenérgico; ya que es el que prepara al cuerpo para reaccionar ante una situación de estrés.
  • Sistema parasimpático: Lo forman los ganglios aislados y usa la acetilcolina. Está encargado de almacenar y conservar la energía. Es llamado también sistema colinérgico; ya que es el que mantiene al cuerpo en situaciones normales y luego de haber pasado la situación de estrés es antagónico al simpático.
  • Sistema nervioso entérico: Se encarga de controlar directamente el sistema gastrointestinal. El SNE consiste en cien millones de neuronas, (una milésima parte del número de neuronas en el cerebro, y bastante más que el número de neuronas en la médula espinal ) las cuales revisten el sistema gastrointestinal.

El sistema nervioso autónomo lo componen raíces, plexos y troncos nerviosos:

  • Raíces
    • Raíces cervicales
    • Raíces torácicas = Raíces dorsales
    • Raíces lumbares
    • Raíces sacras
  • Plexos
    • Plexo braquial
    • Plexo lumbosacro
  • Nervio
    • Pares craneales
    • Nervios de miembros superiores
    • Nervios de miembros inferiores.

Los órganos de los sentidos. Parte 5: El tacto.

Artículo completo en wikipedia

El sentido del tacto o mecano recepción es aquel que permite a los organismos percibir cualidades de los objetos y medios como la presión, temperatura, textura, dureza, etc. En el ser humano se considera uno de los cinco sentidos básicos. El sentido del tacto se halla principalmente en la piel, órgano en el que se encuentran diferentes clases de receptores nerviosos que se encargan de transformar los distintos tipos de estímulos del exterior en información susceptible de ser interpretada por el cerebro.

La piel se divide en tres capas:

  • Epidermis, que es la capa superficial. Está constituida por tejido epitelial y en su estrato basal o germinativo encontramos la denominada melanina que es el pigmento que da color a la piel
  • Dermis: Es la capa intermedia, formada por tejido conjuntivo. En esta capa encontramos los anejos cutáneos que son las glándulas sebáceas , las glándulas sudorípedas , el pelo y las uñas
  • Hipodermis que es la capa más profunda, formada por tejido conjuntivo adiposo

esquema piel

Debemos tener en cuenta que aunque principalmente el sentido del tacto se encuentra en la piel, también lo encontramos en las terminaciones nerviosas internas del organismo, pudiendo percibir los altos cambios de temperatura o el dolor. Por lo que es el más importante de los cinco sentidos permitiéndonos percibir los riesgos para nuestra salud tanto internos como externos. La parte que gobierna el tacto en el cerebro es el lóbulo parietal.

El tacto pertenece al sistema sensorial cuya influencia es difícil de aislar o eliminar. Un ser humano puede vivir a pesar de ser ciego, sordo y carecer de los sentidos del gusto y el olfato, pero le es imposible sobrevivir sin las funciones que desempeña la piel. El tacto afecta a todo el organismo, así como a la cultura en medio de la cual éste vive y a los individuos con los que se pone en contacto.

En muchos aspectos, el tacto es difícil de investigar. Todos los demás sentidos tienen un órgano clave que puede ser estudiado; para el tacto, ese órgano es la piel, y se extiende por todo el cuerpo.

La piel: Aspectos biológicos

La piel se encuentra en estado de renovación debido a la actividad celular de sus capas profundas, varía de textura, flexibilidad, color, olor, temperatura y otros aspectos. Lleva consigo su propia memoria de experiencia, define nuestra individualidad.

La punta de los dedos y la lengua son más sensibles que otros puntos del cuerpo. Las partes más pilosas son generalmente las más sensibles a la presión, también es más delgada la piel donde hay cabello o vello. El sentido del tacto no está en la capa externa de la piel, sino en la segunda, en la dermis.

Receptores de la piel

Receptores
Mecanorreceptores de la piel Exteroceptores corpusculos de Meissner
Corpúsculos de Pacini
Terminaciones de Ruffini
Receptores de Merkel
Corpúsculos de Krause
Receptores de los folículos pilosos
Quimiorreceptores Exteroceptores Nociceptores(receptores del dolor)
Interoceptores
Termorreceptores Exteroceptores receptores de calor y el frío

Los receptores sensoriales de la piel detectan los cambios que se producen en el entorno; a través del tacto, la presión y la temperatura. Cada tipo de receptor está inervado por un tipo específico de fibra nerviosa. Los distintos mecanorreceptores se distinguen por el tamaño de su campo receptivo, la persistencia de su respuesta y el margen de frecuencias al que responden, Se necesita todo un ejército de receptores para crear esa delicadeza sinfónica que llamamos caricia. Entre la epidermis y la dermis se encuentran los diminutos corpúsculos de Meissner, parecen especializarse en las partes no pilosas del cuerpo(las plantas de los pies, las puntas de los dedos, el clítoris, el pene, los pezones, las palmas y la lengua). Las zonas erógenas y otros puntos hipersensibles responden muy rápidamente o ligeramente en todo.

Sensibilidad táctil

La sensibilidad táctil, se divide en dos tipos, los cuales, para llegar al encéfalo, siguen vías sensitivas diferentes:

  • Sensibilidad protopática: es la sensibilidad más primitiva y difusa, poco o nada diferenciada, que responde a todos los excitantes cutáneos dolorosos, al calor y al frío extremos y al tacto grosero; el sujeto no puede localizar con exactitud el lugar en el que obra el estímulo, ni discriminarlo. Esta sensibilidad es la primera que reaparece cuando un nervio sufre una lesión. La segunda neurona se cruza a la altura de la médula. Sensibilidad propia del Sistema Antero Lateral (SAL) o Espinotalámico.
  • Sensibilidad epicrítica: es la que asegura una discriminación más fina, localizada y exacta, permite apreciar el estímulo de poca intensidad, normalmente ejerce influencia inhibitoria sobre el sistema protopático, siendo esta más reciente. (Responsable de la capacidad de reconocer formas y tamaños). A diferencia de la otra, su segunda neurona se cruza a la altura del bulbo raquídeo a nivel de C1 en la “decusación sensitiva” formando las fibras arcuatas o arquedas. Propia del sistema de los cordones dorsales.

La sensibilidad termoalgésica (temperatura y dolor) se transmite al encéfalo por una vía diferente.

El tacto nos enseña que vivimos en un mundo tridimensional, nos enseña que la vida tiene profundidad y contorno; se está experimentando con éxito como sustituto de la audición.

Presión

Los Corpúsculos de Pacini responden muy deprisa a cambios en la presión y tienden a reunirse cerca de las articulaciones, en algunos tejidos profundos, así como en las glándulas genitales y mamarias. Son sensores gruesos, en forma de cebolla, y le dicen al cerebro qué es lo que los presiona y también qué movimientos hacen las pacciniarticulaciones o de qué modo están cambiando de posición los órganos cuando nos movemos. No se necesita mucha presión para hacerlos responder y enviar mensajes al cerebro; son sensibles a las sensaciones de vibración o variación, especialmente las de alta frecuencia. En ciertas condiciones de estimulación, solo es necesario que se de un desplazamiento de 0.001 mm sobre la superficie de la piel para sobrepasar el umbral de presión y percibirlo como presión, aunque los umbrales de presión no son iguales para todas las regiones de la piel. Así, la región mas sensible a la presión es el rostro, le siguen en su orden, el tronco, los dedos y los brazos; las regiones inferiores son las menos sensibles. En general, las mujeres tienen umbrales más bajos de sensibilidad a la presión, en otras palabras son mas sensibles a la presión que los hombres.

Un hecho curioso que sufren los receptores de presión, es su fácil capacidad para acomodarse, para dejar de percibir el estímulo. Esto lo apreciamos por ejemplo cuando nos ponemos la ropa, al principio somos capaces perfectamente de distinguir la textura de la ropa, su temperatura, su presión, pero a los pocos minutos éstos receptores aumentan su umbral de sensibilidad, dejando de responder a esta información. De no existir cambios significativos, dejamos de percibir la ropa.

Temperatura

Los Corpúsculos de Ruffini se hallan a cierta profundidad bajo la superficie de la piel y registran la presión constante; son sensores de temperatura. No puede sorprender que la lengua sea más sensible al calor que muchas otras áreas del cuerpo. A diferencia de otras informaciones táctiles, las de temperatura le dan cuenta al cerebro de cambios tanto altos como bajos, con frecuentes actualizaciones. El cuerpo responde inmediatamente a los cambios de temperatura, y sentimos el frío con un espectro corporal más amplio que el que tenemos para sentir el calor. Muchas más mujeres que hombres dicen tener las manos y los pies fríos, lo que no debería sorprender a nadie. Cuando el cuerpo se enfría, protege antes que nada los órganos vitales(por eso es tan fácil que se congelen las extremidades); en los humanos, protege los órganos reproductores. Cuando los labios se nos ponen azules o el frío nos insensibiliza los dedos de los pies, es porque los vasos sanguíneos se comprimen y el cuerpo sacrifica las extremidades para mandar más sangre a la esencial sección interna.

El dolor

Existen receptores especializados en la sensación de dolor. Esta sensación es muy útil para la supervivencia del individuo pues actúa como un mecanismo de alarma que detecta situaciones anormales posiblemente nocivas.La finalidad del dolor es prevenir al cuerpo de un posible daño. El dolor, algunos dicen que es una respuesta de receptores específicos a peligros específicos, mientras otros piensan que se trata de algo mucho más ambiguo, una estimulación sensorial extrema de cualquier tipo, porque en el delicado ecosistema de nuestro cuerpo, un exceso de cualquier cosa podría perturbar el equilibrio. Cuando sentimos dolor, suele doler el sitio localizado, pero responde el cuerpo entero.

nociceptores