La gripe A. Descripción de la enfermedad.

El nombre oficial de esta enfermedad es Gripe A (H1N1), aunque también se le ha conocido con otros nombres como la Gripe Porcina, la Gripe Norteamericana, entre otros.

La Gripe A se consideró en 2009 de una gravedad mayor que la de la Gripe o Influenza cuerpo(1)estacional, pues es una gripe nueva, es decir, que el cuerpo humano no estaba naturalmente inmunizado.

Además, debido a que la Gripe A era un virus desconocido hasta antes de marzo de 2009, no había una vacuna disponible, y la vacuna para la influencia estacional no protegía contra este virus. Hoy día, las vacunas contra la gripe estacional ya incorporan también una vacuna contra la gripe A, aunque como vacunas contra virus que son, su eficacia no es absoluta.

Síntomas de la Gripe A
La Gripe A tiene síntomas muy parecidos a los de la gripe común, pero con mayor gravedad. Los síntomas son:

  • Fiebre muy alta
  • Dolor de cabeza
  • Dolor de garganta
  • Dolor en las articulaciones (cuerpo cortado)
  • Escurrimiento nasal
  • Tos seca
  • Dificultad para respirar

Recomendaciones y prevención
Para prevenir el contagio de esta enfermedad y evitar que se siguiera propagando la Gripe A, las organizaciones de salud emitieron recomendaciones para evitar contagios, las cuales1250247452_1 son:

  • Evitar lugares muy concurridos
  • Lavarse frecuentemente las manos o desinfectarlas con gel antiseptico
  • Evitar saludos con besos o con la mano
  • Evitar el contacto con personas con gripe o fiebre
  • Buena ventilación en los lugares ocupados por personas
  • Al toser o estornudar, cubrirse con la parte interna del codo, no con la mano
  • Abrigarse bien
  • Comer frutas y verduras ricas en vitamina C y estar bien hidratado

Más de 3 años después del brote de la Gripe A, la enfermedad se ha podido controlar, pues ya hay vacunas disponibles y ya se conoce el tratamiento necesario para evitar complicaciones más graves, sin embargo, es necesario tomar en cuenta las recomendaciones para prevenir tanto la Gripe A como los otros tipos de Gripe.

Referencias:

http://www.sanitas.es/sanitas/seguros/es/particulares/biblioteca-de-salud/prevencion-salud/gripe-a-recomendaciones.html

http://www.informaciongripea.es

Anuncios

El Síndrome de la Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA).

El virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) ataca el sistema inmunitario y debilita los sistemas de vigilancia y defensa contraSIDA2 las infecciones y algunos tipos de cáncer. A medida que el virus destruye las células inmunitarias y altera su función, la persona infectada se va volviendo gradualmente inmunodeficiente. La función inmunitaria se suele medir mediante el recuento de células CD4. La inmunodeficiencia entraña una mayor sensibilidad a muy diversas infecciones y enfermedades que las personas con un sistema inmunitario saludable pueden combatir. La fase más avanzada de la infección por el VIH se conoce como síndrome de inmunodeficiencia adquirida, o sida y puede tardar entre 2 y 15 años en manifestarse, dependiendo del sujeto. El sida se define por la aparición de ciertos tipos de cáncer, infecciones u otras manifestaciones clínicas graves.

Datos y cifras

  • El VIH sigue siendo un importante problema de salud pública mundial, después de haber cobrado más de 36 millones de vidas hasta ahora.
  • En 2012 había unos 35,3 millones de personas infectadas por el VIH (las cifras oscilan entre 32,2 y 38,8 millones).
  • El África subsahariana, donde uno de cada 20 adultos está infectado por el VIH, es la región más afectada. El 69% de la población mundial VIH-positiva vive en esta región.
  • La infección por el VIH se suele diagnosticar mediante análisis de sangre en los que se detecta la presencia o ausencia de anticuerpos contra el virus.
  • Aunque no existe una cura para la infección, los pacientes pueden mantener controlado el virus y llevar una vida sana y productiva si siguen un tratamiento eficaz con fármacos antirretrovíricos.
  • En 2012 había en los países de ingresos bajos o medios más de 9,7 millones de personas infectadas por el VIH que recibían terapia antirretrovírica.

Signos y síntomas

496px-Symptoms_of_AIDS-es.svg

Los síntomas de la infección por el VIH varían en función del estadio en que se encuentre. Aunque en la mayo


A medida que la infección va debilitando su sistema inmunitario, el sujeto puede presentar otros signos y síntomas, como inflamación de los ganglios linfáticos, pérdida de peso, fiebre, diarrea y tos. En ausencia de tratamiento podrían aparecer también enfermedades graves como tuberculosis, meningitis por criptococos o diversos tipos de cáncer, por ejemplo linfomas o sarcoma de Kaposi, entre otros.
ría de los casos el pico de infectividad se alcanza en los primeros meses, muchas veces el sujeto ignora que es portador hasta que alcanza fases más avanzadas. En las primeras semanas que siguen al contagio, las personas a veces no manifiestan ningún síntoma, y otras presentan una afección de tipo gripal, con fiebre, cefalea, erupción o dolor de garganta.

Transmisión

El VIH se puede transmitir por el contacto con diversos líquidos corporales de personas infectadas, como la sangre, la leche materna, el semen o las secreciones vaginales. No es posible contagiarse a resultas de contactos de tipo corriente y cotidiano como puedan ser los besos, abrazos o apretones de manos o por el hecho de compartir objetos personales, alimentos o bebidas.

Factores de riesgo

Hay ciertos comportamientos y afecciones que incrementan el riesgo de que una persona contraiga el VIH, entre ellos:

  • practicar coito anal o vaginal sin protección;
  • padecer alguna otra infección de transmisión sexual como sífilis, herpes, clamidiasis, gonorrea o vaginosis bacteriana;SIDA1
  • compartir agujas o jeringuillas contaminadas, soluciones de droga u otro material infeccioso para consumir drogas inyectables;
  • recibir inyecciones o transfusiones sanguíneas sin garantías de seguridad o ser objeto de procedimientos médicos que entrañen corte o perforación con instrumental no esterilizado;
  • pincharse accidentalmente con una aguja infectada, lesión que afecta en particular al personal sanitario.

Diagnóstico

Las pruebas de detección del VIH revelan si hay infección por la presencia o ausencia en la sangre de anticuerpos contra el virus. El sistema inmunitario genera anticuerpos para luchar contra agentes patógenos externos. La mayoría de las personas pasan por un “periodo silente”, generalmente de entre 3 y 6 semanas, durante el cual los anticuerpos contra el virus se están fabricando y aún no son detectables. Esta primera etapa es el momento de mayor infectividad, aunque la transmisión puede producirse en todos los estadios de la infección. En caso de posible exposición, conviene confirmar los resultados de la prueba de detección repitiéndola al cabo de seis semanas, esto es, una vez transcurrido el tiempo suficiente para que las personas infectadas generen anticuerpos.

Asesoramiento y pruebas de detección

Las pruebas de detección han de ser voluntarias: se debe reconocer el derecho de las personas a declinar someterse a ellas. La realización de pruebas obligatorias o bajo coacción, ya sea por parte de un profesional sanitario, una autoridad, la pareja sexual o un miembro de la familia, es inaceptable pues es contraria a la buena práctica de la salud pública y constituye una violación de los derechos humanos.

Todos los servicios de asesoramiento y pruebas de detección deben regirse por los cinco principios fundamentales recomendados a este respecto por la OMS: consentimiento informado, confidencialidad, facilitación de orientación (o asesoramiento), garantía de que los resultados de la prueba son correctos, y vinculación con la asistencia, el tratamiento y otros servicios.

Prevención

Las personas pueden reducir el riesgo de infección por el VIH limitando su exposición a los factores de riesgo. Los principales métodos para prevenir el contagio, a menudo utilizados de manera combinada, incluyen los que siguen:

1. Uso de preservativos

El uso correcto y sistemático de preservativos masculinos y femeninos durante la penetración vaginal o anal puede proteger contra la propagación de enfermedades de transmisión sexual, entre ellas la infección por el VIH. Los datos demuestran que los preservativos masculinos de látex tienen un efecto protector del 85% o más contra la transmisión del VIH y otras infecciones de transmisión sexual (ITS).

2. Pruebas de detección y asesoramiento en relación con el VIH y las ITS

La realización de pruebas de detección del VIH y otras ITS está altamente recomendada para todas las personas expuestas a cualquiera de los factores de riesgo, de modo que puedan conocer su estado y, llegado el caso, acceder sin demora a los oportunos servicios de prevención y tratamiento. La OMS también recomienda ofrecer pruebas de detección para el/la compañero/a sexual o para parejas.

3. Circuncisión masculina voluntaria practicada por personal médico

La circuncisión masculina, cuando corre a cargo de personal sanitario cualificado, reduce en aproximadamente un 60% el riesgo de que un hombre resulte infectado por el VIH al mantener relaciones sexuales heterosexuales. Se trata de una intervención fundamental en contextos de epidemia generalizada con alta prevalencia del VIH e índices bajos de circuncisión masculina.

4. Prevención basada en el uso de antirretrovíricos

4.1 Uso del tratamiento antirretrovírico como método de prevención

Según ha confirmado un ensayo realizado en fecha reciente, cuando una persona VIH-positiva sigue un régimen terapéutico eficaz con antirretrovíricos, el riesgo de que transmita el virus a una pareja sexual no infectada se puede reducir en un 96%. En el caso de las parejas en que una de las personas es VIH-positiva y otra VIH-negativa, la OMS recomienda administrar tratamiento antirretrovírico a la persona infectada, con independencia de su recuento de células CD4.

4.2 Profilaxis preexposición para la pareja VIH-negativa

Los ensayos realizados entre parejas serodiscordantes han demostrado que el consumo de antirretrovíricos por el sujeto VIH-negativo puede ser una medida eficaz para prevenir el contagio por el sujeto seropositivo. Es lo que se conoce como profilaxis preexposición.

La OMS recomienda que los países apliquen proyectos piloto sobre la profilaxis preexposición para las parejas serodiscordantes y los hombres y mujeres transexuales que tengan relaciones sexuales con hombres antes de adoptar una decisión sobre la ampliación de esta intervención.

4.3 Profilaxis postexposición al VIH

La profilaxis postexposición consiste en tomar antirretrovíricos, dentro de las 72 horas siguientes a la exposición al VIH para prevenir la infección. Este método suele recomendarse cuando un profesional sanitario se pincha con una aguja en el lugar de trabajo. La profilaxis postexposición incluye servicios de asesoramiento, primeros auxilios, pruebas de detección del VIH y, dependiendo del nivel de riesgo, la administración de terapia antirretrovírica durante 28 días junto con atención complementaria.

5. Reducción de daños en los consumidores de drogas inyectables

Las personas que se inyectan drogas pueden protegerse de la infección por el VIH utilizando material estéril, en particular agujas y jeringuillas, para cada inyección. Los paquetes integrales de medidas de prevención y tratamiento de la infección por el VIH, incluyen los componentes siguientes:

  • acceso a agujas y jeringuillas desinfectadas;
  • tratamiento de sustitución de opiáceos para los consumidores de drogas (y otras intervenciones de tratamiento de la drogodependencia basadas en criterios científicos);
  • asesoramiento y pruebas de detección del VIH;
  • tratamiento contra el VIH y atención a los infectados;
  • acceso a preservativos y tratamiento de las ITS, la tuberculosis y la hepatitis vírica.

6. Eliminación de la transmisión del VIH de la madre al niño

La transmisión del VIH de una madre seropositiva a su hijo(a) durante el embarazo, el trabajo de parto, el alumbramiento o el SIDAamamantamiento se denomina transmisión vertical o maternoinfantil. En ausencia de cualquier tipo de intervención, las tasas de transmisión oscilan entre un 15% y un 45%. Es posible prevenir casi totalmente esta clase de transmisión administrando antirretrovíricos tanto a la madre como al niño, y ello en todas las etapas en que pudiera producirse la infección.

La OMS recomienda una serie de medidas de prevención de la transmisión vertical, que incluyen la administración, tanto a la madre como a su hijo, de antirretrovíricos durante el embarazo, el parto y el puerperio o, en la mujer embarazada seropositiva, incluso de por vida, con independencia de su recuento de células CD4. En 2013 se publicarán nuevas directrices para la prevención de la transmisión vertical.

En 2011 el 56% de los aproximadamente 1,5 millones de embarazadas infectadas por el VIH que viven en países de ingresos bajos o medios recibieron antirretrovíricos eficaces para evitar la transmisión a sus hijos, frente al 48% en 2010.

Tratamiento

El VIH se puede combatir mediante una politerapia que comprenda tres o más antirretrovíricos. Aunque no cura la infección por VIH, este tipo de tratamiento controla la replicación del virus dentro del organismo del sujeto y contribuye a fortalecer su sistema inmunitario, restableciendo así su capacidad para combatir infecciones. El tratamiento antirretrovírico permite a las personas afectadas por el VIH llevar una vida sana y productiva.

A finales de 2012, en los países de ingresos bajos y medianos estaban recibiendo tratamiento antirretrovírico más de 9,7&nbps;millones de personas infectadas por el VIH, 630 000 de ellos niños. Eso significa que el número de personas que reciben tratamiento antirretrovírico en los países en desarrollo se ha multiplicado por 30 entre 2003 y 2011; también es de notar que en un solo año se llegó a registrar un aumento del 20% (de 8&nbps;millones en 2012 a más de 9,7 millones en 2012).

Respuesta de la OMS

Desde el comienzo de la epidemia, la OMS ha encabezado la respuesta mundial del sector sanitario frente al VIH. Como organismo copatrocinador del Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/Sida (ONUSIDA), la OMS lleva la iniciativa en los ámbitos prioritarios del tratamiento y la atención de la infección por el VIH y la coinfección VIH/tuberculosis, y coordina, conjuntamente con el UNICEF, las tareas de eliminación de la transmisión maternoinfantil del virus.

En 2011, los Estados Miembros de la OMS aprobaron una nueva Estrategia mundial del sector de la salud contra el VIH/sida para 2011-2015, en la que se definen cuatro orientaciones estratégicas que van a guiar el trabajo de la OMS y los países en los próximos cinco años:

  • optimizar los resultados de la prevención, el diagnóstico, el tratamiento y la atención de la infección por el VIH;
  • propiciar la obtención de resultados sanitarios más amplios mediante la respuesta a la infección por el VIH;
  • crear sistemas de salud sólidos y sostenibles; y
  • luchar contra las desigualdades y promover los derechos humanos.

Texto íntegro de la OMS

Enfermedades infecciosas: La Gripe Estacional.

La gripe estacional es una infección vírica aguda causada por un virus gripal.

Hay tres tipos de gripe estacional: A, B y C. Los virus gripales de tipo A se clasifican en subtipos en función de las diferentes combinaciones gripe1de dos proteínas de la superficie del virus (H y N). Entre los muchos subtipos de virus gripales A, en la actualidad están circulando en el ser humano virus de los subtipos A (H1N1) y A (H3N2). Los virus de la gripe circulan por todo el mundo. Los casos de gripe C son mucho menos frecuentes que los de gripe A o B, y es por ello que en las vacunas contra la gripe estacional sólo se incluyen virus de los tipos A y B.

Signos y Sintomas:

La gripe estacional se caracteriza por el inicio súbito de fiebre alta, tos (generalmente seca), dolores musculares, articulares, de cabeza y garganta, intenso malestar y abundante secreción nasal. La fiebre y los demás síntomas suelen desaparecer en la mayoría de los casos en el plazo de una semana, sin necesidad de atención médica. No obstante, en personas con alto riesgo la gripe puede causar enfermedad grave, e incluso la muerte. El tiempo transcurrido entre la infección y la aparición de la enfermedad (el llamado periodo de incubación) es de aproximadamente 2 días.

Transmisión:

La gripe estacional se propaga fácilmente y puede extenderse con rapidez en escuelas, residencias asistidas o lugares de trabajo y ciudades. Las gotículas infectadas que expulsa el paciente al toser pueden ser inspiradas por otras personas que quedan así expuestas al virus. El virus también puede propagarse a través de las manos infectadas. Para evitar la transmisión hay que lavarse las manos regularmente y cubrirse la boca y la nariz con un pañuelo de papel al toser o estornudar.

Efectos de la enfermedad:

La gripe puede causar graves problemas económicos y de salud pública. En los países desarrollados, las epidemias pueden causar gran gripe comunabsentismo laboral y pérdidas de productividad. Las clínicas y los hospitales pueden verse abrumados por el gran número de enfermos que acuden a ellos durante los periodos de máxima actividad de la enfermedad. Aunque la mayoría de los pacientes se recuperan de la gripe, muchos necesitan tratamiento hospitalario y muchos mueren cada año por esta causa. Los conocimientos sobre los efectos de las epidemias de gripe en los países en desarrollo son escasos.

Grupos de riesgo:

Las epidemias anuales de gripe pueden afectar gravemente a todos los grupos de edad, pero quienes que corren mayor riesgo de sufrir complicaciones son los menores de 2 años, los mayores de 65 y las personas de todas las edades con determinadas afecciones, tales como inmunodepresión o enfermedades crónicas cardiacas, pulmonares, renales, hepáticas, sanguíneas o metabólicas (por ejemplo, la diabetes).

Tratamiento:

Agunos países disponen de antivíricos que son eficaces para prevenir y tratar la gripe. Estos fármacos pueden ser de dos clases: 1) adamantanos (amantadina y rimantadina), y 2) inhibidores de la neuraminidasa del virus de la gripe (oseltamivir y zanamivir). Algunos virus de la gripe se vuelven resistentes a los antivíricos, lo cual limita la eficacia del tratamiento. La OMS vigila la sensibilidad de los virus gripales circulantes a los antivíricos.

Datos sobre la enfermedad:

  • La gripe es una infección vírica aguda que se transmite fácilmente de una persona a otra.gripe2
  • Los virus de la gripe circulan por todo el mundo y pueden afectar a cualquier persona de cualquier edad.
  • La gripe causa epidemias anuales que en las regiones templadas alcanzan su auge durante el invierno.
  • La gripe es un problema grave de salud pública que puede ser causa de enfermedad grave y muerte en poblaciones de alto riesgo.
  • Las epidemias pueden ejercer gran presión sobre los servicios de salud y tener importantes repercusiones económicas debido a la reducción de la productividad laboral.
  • La vacunación es la forma más eficaz de prevenir la infección.

Epidemias Estacionales:

Las epidemias de gripe se repiten anualmente, durante el otoño y el invierno en las regiones templadas. La enfermedad es causa de hospitalización y muerte, sobre todo en los grupos de alto riesgo (niños pequeños, ancianos y enfermos crónicos). Estas epidemias anuales causan unos 3 a 5 millones de casos de enfermedad grave y unas 250 000 a 500 000 muertes cada año. En los países industrializados la mayoría de las muertes asociadas a la gripe corresponden a mayores de 65 años. En algunos países tropicales los virus de la gripe circulan durante todo el año, presentando uno o dos periodos de máxima actividad durante las estaciones lluviosas.

Prevención:

La forma más eficaz de prevenir la enfermedad y sus consecuencias graves es la vacunación. Hace más de 60 años que se vienen utilizando vacunas seguras y eficaces. En los adultos sanos la vacunación antigripal puede prevenir un 70% a 90% de los casos de enfermedad gripal específica, mientras que en los ancianos reduce los casos graves y las complicaciones en un 60%, y las muertes en un 80%.

La vacunación es especialmente importante en las personas que corren mayor riesgo de sufrir complicaciones de la gripe y en aquéllas que viven con pacientes de alto riesgo o que cuidan de ellos.

La OMS recomienda la vacunación anual (por orden de prioridad) en:

  • Quienes viven en residencias asistidas (ancianos o discapacitados).
  • Ancianos.
  • Personas con enfermedades crónicas.
  • Otros grupos: embarazadas, profesionales sanitarios, trabajadores con funciones sociales esenciales y niños de 6 meses a 2 años.

La vacunación antigripal es más eficaz cuando hay una buena concordancia entre los virus vacunales y los virus circulantes. Los virus de la gripe sufren cambios constantes, y la Red Mundial de Vigilancia de la Gripe, una alianza de Centros Nacionales de Gripe de todo el mundo, vigila los virus gripales circulantes en el ser humano. La OMS recomienda cada año una vacuna cuya composición va dirigida hacia las tres cepas más representativas que estén circulando entonces.

Respuesta de la OMS:

La OMS y sus asociados vigilan la gripe a escala mundial, recomiendan la composición de la vacuna contra la gripe estacional y prestan su apoyo a los Estados Miembros para que formulen estrategias de prevención y control. La OMS colabora en el fortalecimiento de la capacidad nacional y regional de diagnóstico de la gripe, la vigilancia de la enfermedad, la respuesta a los brotes y el aumento de la cobertura vacunal entre los grupos de alto riesgo.

gripe3

Texto extraído de la OMS.

 

Enfermedades infecciosas. Infección por hongos: Onicomicosis

La onicomicosis es una infección superficial de las uñas producida por varios tipos de hongos: levaduras, dermatofitos y mohos no dermatofitos.

onicomicosis

Esta infección es muy común entre la ciudadanía tras estudios que demuestran que afecta hasta un 20% de la población mundial.

Es fácil de diagnosticar esta enfermedad debido a que muestra síntomas externos pudiendo ser vistos de inmediato. No obstante una uña con mala apariencia no ha de ser a causa de una infección, por lo que acudiendo a un especialista y tras un diagnóstico inicial, el médico procederá a realizar una prueba microbiológica,  imprescindible para un diagnóstico certero y concluir con el tratamiento específico para la onicomicosis.

El hecho de padecer esta infección no permite utilizar tratamientos genéricos para combatirla, como ya he explicado al principio, la onicomicosis puede ser a causa de diversos hongos y cada una de esas causas requiere un tratamiento.

SÍNTOMAS

Esta infección afecta a la parte superficial de las uñas tanto de pies y manos pero tiende a tener una cierta profundidad. Normalmente la onicomicosis se presenta como pequeñas manchas de color amarillo en la zona cercana a la matriz de la uña, atravesando en ocasiones la cutícula. Facilitando la aparición de ésta los golpes en las uñas o pequeños traumas de manera asidua.

La uña se caracteriza por su dureza y revestimiento de los dedos para protegerlos. Con dicha infección, la uña se vuelve sensible al tacto, blanda, llegando a aparecer un líquido blanquecino apretando en la zona de la cutícula. Con el tiempo, lo que comienza como una infección superficial, va afectando a más capas de la uña a través de la matriz. La onicomicosis es contagiosa, por lo que no es extraño que aparezca en una uña y vaya extendiéndose por el resto o incluso de una persona a otra.

Algunos factores que favorecen la propagación e incluso el inicio de esta infección pueden ser repetidos golpes en las uñas, excesos de humedad, llegando a despegarse la uña.

TIPOS

Dentro de una infección por hongos existen varios tipos de onicomicosis.

1. Onicomicosis subungueal lateral distal (OSLD) : es el caso más común entre la onicomicosis. La infección comienza por el borde libre de la uña o por un lateral. En ocasiones por ambos a la vez.

OSLD

2. Onicomicosis subungueal proximal (OSP): es la infección menos común de todas pero la que más facilidad de curación tiene. Comienza por el borde cercano a la cutícula afectando a la matriz y por tanto al crecimiento de la nueva uña.

OSP

3. Onicomicosis superficial (OS) : dentro de este hongo, nos encontramos dos tipos de onicomicosis; la blanca y la negra donde el hongo acapara toda la uña pero solo su parte superficial sin llegas a atravesar ninguna de sus capa. Es la que menos profundiza.

OS

4. Onicomicosis endonyx: afecta a la uña invadiéndola por completo y deformándola pero sin dañar el lecho subungueal.

endonyx

5. Onicomicosis distrófica total (ODT): es una distrofia completa del lecho subungueal. Se produce a causa de una evolución de las onicomicosis anteriores. La uña empieza a resquebrajarse, se desmenuza y se rompe.

ODT

 

TRATAMIENTO

El tratamiento para los hongos de las uñas, también conocido como Onicomicosis es bastante amplio según las características de este hongo.

Dependiendo del grado de afectación de la uña o incluso dedo, las capas dañadas de dicha uña, profundidad o hasta la carencia de uña el tratamiento para los hongos será distinto en un caso u otro.

Hoy en día contamos con una amplia gama de antifúngicos (medicamentos) tanto orales como tópicos. Debemos conocer que estos tratamientos también poseen una tasa de fracaso debido a causas como mal uso por parte de los pacientes, uso de fármacos inadecuados y la resistencia del hongo al tratamiento ya que no existen resultados clínicos ni consenso entre especialistas de su duración y eficacia.

Los antiguos antifúngicos han sido sustituidos por novedosos principios activos careciendo casi por completo de efectos secundarios. También contamos con los tratamientos tópicos, indicados para casos de onicomicosis superficial en la que la uña o uñas dañadas no tienen un alto grado de afectación.

Los tratamientos más utilizados en casos más elevados son el tratamiento oral y tópico combinados con lacas. Más efectivos y sin causar efectos secundarios.

Enfermedades infecciosas: Candidiasis oral.

Candidiasis oral o muguet oral.

La candidiasis es una infección fúngica (micosis) de cualquiera de las especies Candida (todas las levaduras), de las cuales la Candida albicans es la más común. También comúnmente referida como una infección por deuteromycetes, la candidiasis también es técnicamente conocida como candidosis,moniliasis, y oidiomycosis.candida albicans

La candidiasis abarca infecciones que van desde las superficiales, tales como la candidiasis oral y vaginitis, hasta las sistémicas y potencialmente mortales. Las infecciones Candida de esta última categoría también son conocidas como candidemias y son usualmente limitadas a personas inmunocomprometidas, tales como pacientes con cáncer, trasplante, o SIDA como también pacientes de cirugía de emergencia no traumáticas.

Causas:

El cuerpo normalmente alberga una variedad de microorganismos como bacterias y hongos. Algunos de ellos son útiles para el cuerpo, algunos no producen ningún daño ni beneficio y algunos pueden provocar infecciones dañinas.

La candidiasis bucal ocurre cuando un hongo llamado cándida se multiplica en la bocaUna pequeña cantidad de este hongo vive en la boca la mayor parte del tiempo y por lo general es mantenido a raya por el sistema inmunitario y otros tipos de gérmenes que normalmente también viven allí.

Sin embargo, cuando el sistema inmunitario está débil o cuando otras bacterias normales mueren, el hongo puede multiplicarse. Los siguientes factores pueden incrementar las probabilidades de padecer candidiasis bucal:

  • Tener mala salud
  • Ser muy viejo o muy joven
  • Tener una infección por VIH o SIDA
  • Uso de antibióticos prolongado o en dosis altas
  • Recibir quimioterapia o medicamentos que inhiban el sistema inmunitario
  • Tomar esteroides

La candidiasis bucal se observa comúnmente en bebés y personas mayores y no se considera anormal en ellos a menos que dure por más de dos semanas.

La cándida también puede causar infección por hongos levaduriformes en la vagina.

Las personas que tienen diabetes y niveles altos de azúcar en la sangre son más susceptibles a contraer la candidiasis en la boca (candidiasis bucal), debido a que el azúcar extra en la saliva actúa como alimento para la cándida.

Tomar altas dosis de antibióticos o tomar antibióticos durante mucho tiempo también incrementa el riesgo de candidiasis oral. Los antibióticos destruyen algunas de las bacterias saludables que ayudan a impedir que la Cándida prolifere demasiado.

Las personas con prótesis dentales mal ajustadas también son más susceptibles a enfermarse de candidiasis bucal.

Signos y Síntomas:

La candidiasis bucal aparece como lesiones aterciopeladas y blanquecinas en la boca y en la lengua. Debajo de este material blanquecino, hay tejido enrojecido que candidiasispuede sangrar fácilmente. Las úlceras pueden aumentar lentamente en número y tamaño.

Diagnóstico:

El médico o el odontólogo casi siempre pueden diagnosticar la candidiasis bucal observando la boca y la lengua, ya que las úlceras tienen una apariencia distintiva.

Si el diagnóstico no es claro, se puede llevar a cabo uno de los siguientes exámenes para buscar los organismos cándida:

  • Cultivo de lesiones bucales
  • Examen microscópico de raspados bucales

Tratamiento:

Para la candidiasis bucal en bebés, a menudo NO es necesario el tratamiento, debido a que ésta mejora por sí sola al cabo de dos semanas. Realizar diagnóstico diferencial con perlas de Epstein.

Si usted tiene un caso leve de candidiasis bucal después de tomar antibióticos es probable que con consumir yogur o tomar cápsulas de acidófilos de venta libre sea suficiente.

Use un cepillo de dientes suave y enjuáguese la boca con una solución de clorhexidina varias veces al día.

El buen control de los niveles de glucemia en personas con diabetes puede eliminar una infección de candidiasis bucal.

El médico puede prescribir un enjuague bucal antimicótico (nistatina) o tabletas (clotrimazol) para chupar, o gel para extender por la boca (miconazol) si tiene un caso de candidiasis bucal grave o un sistema inmunitario debilitado. Estos productos generalmente se usan por 5 a 10 días. Si no funcionan, se pueden prescribir otros medicamentos.

nistatina clotrimazol miconazolUsted puede necesitar medicamentos más fuertes como fluconazol (Diflucan) o itraconazol (Sporanox) si:

  • Tiene un sistema inmunitario debilitado debido a VIH u otros medicamentos.
  • La infección es de moderada a grave.
  • La infección se propaga a través del cuerpo.

Pronóstico:

En general es bueno pero siempre controlando las causas que han podido derivar en la aparición de la infección.

La candidiasis bucal en bebés puede ser dolorosa, pero rara vez es grave. Debido a la molestia, puede interferir con la alimentación y, si no mejora espontáneamente en dos semanas, llame al pediatra.

En adultos, la candidiasis bucal puede curarse; sin embargo, el pronóstico a largo plazo depende del sistema inmunitario y de la causa del problema inmunitario.

Posibles Complicaciones:

Si usted tiene un sistema inmunitario debilitado, la cándida se puede diseminar por todo el cuerpo y causar infección generalizada (invasiva). Esto podría afectar:

  • El cerebro (meningitis)
  • El esófago (esofagitis)
  • Los ojos (endoftalmitis)
  • El corazón (endocarditis)
  • Las articulaciones (artritis)

Llame al médico si:

  • Su bebé ha tenido úlceras bucales similares a candidiasis en la boca durante al menos dos semanas.
  • Su bebé no se está alimentando bien debido a las úlceras.
  • Usted es un adolescente o un adulto con úlceras similares a candidiasis bucal.
  • Presenta dolor o dificultad para deglutir.
  • Tiene síntomas de candidiasis bucal y es VIH positivo, está recibiendo quimioterapia o toma medicamentos para inhibir el sistema inmunitario.

Prevención:

Si usted a menudo padece candidiasis bucal, el médico le puede recomendar que tome medicamentos antimicóticos regularmente para evitar infecciones recurrentes.

Si un bebé con candidiasis bucal está lactando, hable con el médico acerca de las formas de prevenir las infecciones futuras, como un medicamento antimicótico. Esterilice o descarte cualquier chupete. En el caso de los bebés con candidiasis bucal alimentados con biberón, descarte la tetina y compre unas nuevas a medida que la boca del bebé comience a curarse.

Para prevenir la diseminación de la infección por VIH, observe las prácticas de sexo seguro y tome precauciones al trabajar con hemoderivados.

Información completa en enciclopedia médica MedlinePlus.

Enfermedades Infecciosas: Herpes Zoster.

HERPES ZOSTER

Es una erupción vesicante y dolorosa debido al virus varicella-zoster, que ocasiona la varicela. Es decir se presenta en aquellos individuos que han pasado la Evolucion_herpes_zostervaricela en la infancia, el virus nunca llega a desaparecer y permanece latente durante décadas anclado en nuestro sistema nervioso, esperando un momento de máxima debilidad (edad avanzada, enfermedades con inmunodepresión, tratamientos prolongados con cortiocides…) para reactivarse.

Después de que uno contrae varicela, el virus permanece inactivo (latente) en ciertos nervios del cuerpo. La culebrilla o zóster ocurre cuando el virus se reactiva en estos nervios después de muchos años.

La razón por la cual el virus se vuelve activo de nuevo no es clara. Con frecuencia, sólo se presenta un ataque.

El zóster se puede desarrollar en cualquier grupo de edad, pero uno tiene mayor probabilidad de desarrollar la afección si:

  • Tiene más de 60 años.
  • Le dio varicela antes de cumplir un año.
  • Su sistema inmunitario está debilitado por medicamentos o enfermedad.

Si un adulto o un niño tienen contacto directo con la erupción por herpes zóster y no les dio varicela de niño o no recibieron la vacuna contra esta enfermedad, pueden desarrollar varicela y no zóster.

CUADRO CLÍNICO

El primer síntoma generalmente es un dolor en un solo lado, hormigueo o ardor. El dolor y el ardor pueden ser intensos y generalmente se presentan antes de que aparezca cualquier erupción.

En la mayoría de las personas, se forman parches en la piel, seguidos de pequeñas ampollas.

  • Las ampollas se rompen, formando pequeñas úlceras que comienzan a secarse y formar costras, las cuales se caen en dos a tres semanas. La cicatrización es rara.
  • La erupción generalmente involucra un área estrecha de la columna alrededor de la parte frontal de la región ventral o el pecho.
  • La erupción puede comprometer la cara, los ojos, la boca y los oídos.

zosterculebrilla

Otros síntomas pueden abarcar:

  • Dolor abdominal
  • Fiebre y escalofríos
  • Sensación de malestar general
  • Úlceras genitales
  • Dolor de cabeza
  • Dolor articular
  • Inflamación de los ganglios linfáticos

Igualmente se puede presentar dolor, debilidad muscular y un salpullido que compromete diferentes partes de la cara si el zóster afecta a un nervio facial. Los síntomas pueden abarcar:

  • Dificultad para mover algunos de los músculos en la cara
  • Caída del párpado (ptosis)
  • Hipoacusia
  • Pérdida del movimiento del ojo
  • Problemas en el sentido del gusto
  • Problemas de visión.

DIAGNÓSTICO

El médico puede hacer el diagnóstico al examinar la piel y hacer preguntas acerca de la historia clínica.

En muy pocas ocasiones se necesitan exámenes, pero éstos puede abarcar la toma de una muestra de piel para ver si está infectada con el virus que causa el herpes zóster.

Los exámenes de sangre pueden mostrar un aumento en los glóbulos blancos y anticuerpos contra el virus de la varicela, pero no pueden confirmar que la erupción se deba al zóster.

TRATAMIENTO

El médico puede prescribir un medicamento que combate el virus, llamado antiviral, el cual ayuda a disminuir el dolor, prevenir complicaciones y acortar el curso de la enfermedad. Se puede usar aciclovir, famciclovir y valaciclovir.

Los medicamentos deben comenzarse al cabo de 24 horas de sentir por primera vez el dolor o el ardor. Es mejor empezar a tomarlos antes de que aparezcan las ampollas. Por lo general, los medicamentos se suministran en forma de pastillas y en dosis altas. Es posible que algunas personas necesiten que se les administre el medicamento por vía intravenosa (IV).

Los medicamentos antinflamatorios fuertes llamados corticosteroides, como la prednisona, pueden emplearse para reducir la inflamación y el dolor. Estos fármacos no funcionan en todos los pacientes.

Otros medicamentos pueden abarcar:

  • Antihistamínicos para reducir la picazón (tomados por vía oral o aplicados en la piel)
  • Analgésicos
  • Zostrix, una crema que contiene capsaicina (un extracto del ají picante) que puede reducir el riesgo de neuralgia posherpética

Se pueden utilizar compresas húmedas y frías para reducir el dolor. Los baños calmantes y lociones, como los baños de avena coloidal, los baños de fécula o la loción de calamina, pueden ayudar a aliviar la picazón y la molestia.

Asimismo, se recomienda el reposo en cama hasta que baje la fiebre.

  • Mantenga la piel limpia.
  • No reutilice artículos contaminados.
  • Lave los artículos no desechables en agua hirviendo o desinféctelos antes de reutilizarlos.

Se puede requerir permanecer alejado de las personas mientras las lesiones estén supurando para evitar infectar a quienes nunca han tenido varicela, especialmente las mujeres embarazadas.

PRONÓSTICO

El herpes zóster normalmente desaparece en dos o tres semanas y muy rara vez reaparece. Si el virus afecta los nervios que controlan el movimiento (nervios motores), se puede presentar debilidad o parálisis temporal o permanente.

Algunas veces, el dolor en el área donde ocurrió el zóster puede durar de meses a años, lo cual se denomina neuralgia posherpética.

La neuralgia posherpética es más probable que se presente en personas de más de 60 años y ocurre cuando los nervios han resultado dañados después de un brote de herpes zóster. El dolor va de leve a muy intenso.

COMPLICACIONES

Las complicaciones pueden abarcar:

  • Otro ataque de herpes zóster
  • Infecciones cutáneas bacterianas
  • Ceguera (si el herpes zóster se presenta en los ojos)
  • Sordera
  • Infección, incluidas encefalitis o sepsis (infección de la sangre), en personas con el sistema inmunitario debilitado
  • Síndrome de Ramsay Hunt si el herpes zóster afecta los nervios en la cara.

PREVENCIÓN

Evite el contacto con salpullidos y ampollas de personas con herpes zóster o varicela si nunca ha sufrido de varicela o no ha recibido la vacuna contra esta enfermedad.

Hay disponibilidad de una vacuna contra el herpes zóster y es diferente de la vacuna contra la varicela. Los adultos mayores que reciben la vacuna contra el herpes zóster tienen menos probabilidad de tener complicaciones por esta enfermedad.

El Comité de Asesoría sobre Prácticas de Inmunización (United States Advisory Committee on Immunization Practices [ACIP por sus siglas en inglés]) de los Estados Unidos ha recomendado que los adultos mayores de 60 años reciban la vacuna contra el herpes zóster como parte de los cuidados médicos de rutina.

Artículo publicado en MedlinePlus.

 

 

Enfermedades infecciosas: Las infecciones de orina (ITU).

La infección del tracto urinario es una infección que afecta a cualquier parte del sistema urinario, de los riñones, la vejiga o la uretra. Se define como la presencia de microorganismos en alguna parte de ese sistema. Cuando afecta a los riñones, se llama pielonefritis, cuando es la vejiga, cistitis, uretritis cuando afecta a la uretra, y cuando afecta a la próstata, llamada prostatitis.

Las principales funciones de las diferentes partes del sistema urinario:aparato excretor

– Los riñones filtran la sangre. Que permiten la eliminación de residuos y también juegan un papel importante en la regulación de los fluidos corporales y la presión arterial.
– Los uréteres son pequeños canales que permiten el paso de la orina desde los riñones hasta la vejiga.
– La vejiga actúa como un reservorio de orina.
– La uretra transporta la orina desde la vejiga al exterior del cuerpo.

Tipos:

  • Cistitis. Con mucho, la forma de la infección de las vías más comunes, la cistitis afecta casi exclusivamente a las mujeres. Esta es la inflamación de la vejiga. En la mayoría de los casos, la inflamación es causada por la proliferación de bacterias intestinales Escherichia coli, que son numerosas en todo el ano. La bacteria pasa por el ano y la vulva de la vejiga, la uretra. Cualquier cosa que interfiera con el vaciado de la vejiga aumenta el riesgo de cistitis. La cistitis es siempre acompañada de la uretritis, inflamación de la uretra.
  • Uretritis. Si la infección sólo afecta a la uretra (el tubo que conecta la vejiga a la abertura de la uretra), se denomina uretritis. Esta es una infección de transmisión sexual (ETS) entre los hombres, pero las mujeres pueden sufrirla igualmente. Diferentes agentes infecciosos pueden causar uretritis. Los más comunes son la clamidia y la gonorrea (la bacteria que causa la gonorrea). En los hombres, la uretritis puede estar asociado con la prostatitis (infección de la próstata).
  • Pielonefritis. La pielonefritis es una enfermedad más grave. Se refiere a la inflamación de la pelvis (la cavidad del riñón que recoge la orina) y el riñón en sí. Esto es generalmente causado por una infección bacteriana. Esta puede ser una complicación de la cistitis no tratada o tratada inadecuadamente, lo que conduce a la propagación de bacterias de la vejiga a los riñones. La pielonefritis aguda se presenta principalmente en mujeres, especialmente las mujeres embarazadas. También es común en niños con reflujo ureteral causando malformación de la orina desde la vejiga hacia los riñones.

Prevalencia:

La frecuencia de la infección urinaria depende de la edad y el sexo. Las mujeres son más afectadas que los hombres porque la uretra de las mujeres es más corta que la del hombre, lo que ayuda a la contaminación de la vejiga por una bacteria. Alrededor del 2% al 3% de las mujeres adultas tienen cistitis cada año.

Mientras que los jóvenes no se ven afectados por esta condición, los hombres de mediana edad que sufren de problemas de la próstata se encuentran en mayor riesgo.

Como los niños, que son más raramente afectados. Alrededor del 2% de los recién nacidos y los bebés tienen infecciones urinarias. Es sobre todo los bebés varones que tienen anormalidades del tracto urinario los que sufren esta enfermedad. A la edad de 6 años, el 7% de las niñas y el 2% de los niños tenían al menos una infección del tracto urinario.

En el adulto mayor la prevalencia es al menos el 10% de los varones y el 20% de las mujeres mayores de 65 años tienen bacteriuria asintomática. La prevalencia de esta enfermedad es considerablemente mayor en ancianos que viven en residencias, entre el 17 y el 55% en mujeres, el 15 y el 31% en varones y casi el 100% en portadores de sonda urinaria permanente, y aumenta progresivamente con la edad. En los pacientes con bacteriuria asintomática, el riesgo de desarrollar una ITU sintomática es bajo; se ha estimado una incidencia de 0,11-0,15 episodios por año.

Causas:

Normalmente, la orina es estéril. Contiene 96% de agua, sales y componentes orgánicos, pero no es libre de microorganismos. El tracto urinario tiene muchas defensas contra la infección:

– El flujo urinario expulsa las bacterias y hace más difícil a la altura de la vejiga y los riñones;
– La acidez de la orina (pH inferior a 5,5) inhibe el crecimiento de las bacterias;
– La forma de los uréteres y la vejiga impide el aumento de la orina de los riñones;
– El sistema inmunológico en la lucha general contra la infección;
– La pared de la vejiga contiene las células inmunes y sustancias antibacterianas;
– Para los hombres, las secreciones prostáticas contienen sustancias que retardan el crecimiento de bacterias en la uretra.

Sin embargo, en los casos de infección del tracto urinario, los agentes infecciosos (bacterias en la mayoría de los casos) son capaces de “colonizar” el sistema urinario. La orina es entonces contaminada: mediante la presencia de bacterias en la orina, el médico confirma el diagnóstico de infección del tracto urinario. La contaminación bacteriana suele ser facilitada por el hecho de no beber suficiente agua.

En más del 80% de las infecciones del tracto urinario, el organismo causal es una bacteria intestinal llamada Escherichia coli. Otras bacterias comunes son Proteus mirabilis, Staphylococcus saprophyticus, Klebsiella… Algunas infecciones de transmisión sexual (gonorrea, clamidia) también puede manifestarse como uretritis.

Muy raramente, infecciones del tracto urinario pueden ser causadas por bacterias que se han extendido en el tracto urinario de la infección de otras partes del cuerpo.

 Sintomatología:

  • Dolor o ardor al orinar.CISTITIS
  • Una frecuencia anormalmente elevada de orina durante el día (a veces la necesidad de orinar aparece también en la noche).
  • Una sensación persistente de la necesidad de orinar.
  • Trastornos urinarios que emiten un olor desagradable.
  • Presión en el abdomen.
  • A veces, sangre en la orina.

En el caso de una infección renal (pielonefritis)

  • Dolor severo en la espalda baja o en el abdomen o los genitales.
  • Escalofríos.
  • Fiebre alta.
  • Vómitos.
  • Deterioro de las condiciones generales.
  • Los síntomas de la cistitis (sensación de quemazón y frecuentes) pueden estar presentes o no. Están ausentes en el 40% de los casos 21.

En los niños:

En los niños, las infecciones del tracto urinario pueden ocurrir más atípicas. A veces causa la cistitis sin otros síntomas. Un dolor de estómago y la enuresis (orinarse en la cama) también puede ser un signo de una infección del tracto urinario. Entre los niños pequeños, la sensación de ardor durante la micción se puede manifestar por las quejas o el llanto al orinar.

En los recién nacidos y los lactantes, la infección de orina es aún más difícil de reconocer. Por lo general se acompaña de fiebre, rechazo a comer, y los trastornos gastrointestinales y en ocasiones irritabilidad.

En los ancianos:

Los síntomas de la infección del tracto urinario también pueden ser engañosos: fiebre sin otros síntomas, malestar general pero sin fiebre, decaimiento excesivo, desorientación temporo-espacil, cuadros confusionales agudos, somnolencia, dificultades para las funciones motoras, problemas urinarios o digestivos (pérdida de apetito, vómitos…).

Diagnóstico:

Las pruebas y análisis que tendrán que realizarse al paciente dependerán de la zona donde se presume que radica la infección y de los síntomas que éste padezca. Algunas de las pruebas más generales son las siguientes:

  • Examen físico: El médico palpa la zona abdominal y pélvica del paciente para detectar los lugares con dolor o con enrojecimiento.
  • Análisis de orina: Con una muestra de orina del paciente se examina si ésta contiene algún agente infeccioso (germen nocivo). Test con tiras reactivas.
  • Cultivos de orina, líquido vaginal o líquido uretral: Se siembra una gota de algunos de estos líquidos en una placa con nutrientes para bacterias y, después de transcurridas varias horas para que éstas crezcan, se determina qué tipo de bacteria es la causante de la infección y qué antibióticos pueden resultar efectivos (antibiograma).
  • Citoscopia: Consiste en introducir por la uretra un tubo provisto de lentes y luz para observar directamente el estado de la uretra y la vejiga urinaria.
  • Ecografía abdominal: Es un estudio indoloro del abdomen que se realiza mediante ultrasonidos que forman una imagen en un monitor.
  • Urografía: Es una radiografía del riñón, para la cual hay que inyectar previamente una sustancia que creará un contraste y el riñón podrá ser observado con facilidad.

Tratamiento:

Las infecciones del tracto urinario causadas por bacterias pueden ser tratadas fácilmente y rápidamente con antibióticos. Para los casos leves causadas por E. coli, el médico usa una variedad de antibióticos como amoxicilina (Amoxil ®, Trimox ®), nitrofurantoína (Macrodantin ®, Furadantin ®), sulfametoxazol (Bactrim ®, Septra ®) y trimetoprim (Trimpex ®, Proloprim ®). La elección del antibiótico se da en los resultados de los análisis de orina.

Puede ser administrado en una dosis única durante 3, 7 ó 14 días. En la mayoría de los casos, la terapia se ofrece durante tres días (cotrimoxazol). Cuando la infección aparece pocos días después del acto sexual, el médico se asegurará de que esto no es una infección de transmisión sexual (ETS) (gonorrea o clamidia), lo que justificaría un curso de antibióticos.

En adultos mayores con ITUs de repetición será necesario recurrir a antibióticos más potentes y modernos, entre los más comunes nos encontramos la familia de las Quinolonas y las Cefalosporinas, de amplio espectro y buena concentración en orina. Como en toda infección, cuando se recurre con mucha frecuencia al uso de antibióticos, aparecen las temidas resistencias y los tratamientos dejan de ser efectivos. Nos encontramos en demasiadas ocasiones que los ATBs de uso extrahospitalario son ineficaces y la persona debe ser hospitalizada para ser tratado allí de una ITU aparentemente sin mayor importancia.

Los síntomas generalmente desaparecen en 24 a 48 horas, a veces incluso menos tiempo. Pero es importante que la duración de la receta se siga al pie de la letra. Si el antibiótico de elección no es efectivo después de 48 horas, informe a su médico, quien puede sugerir otro tratamiento para la infección de orina.

Para ayudar a eliminar las bacterias, también es necesario beber más de lo habitual durante el proceso. Las personas que experimentan dolor o presión en la parte inferior del abdomen pueden obtener alivio tomando medicamentos para el dolor como antiinflamatorios. También puede colocar una compresa caliente en el abdomen.

Las mujeres embarazadas son sometidas a exámenes de rutina. De hecho, es muy importante detectar la presencia de una infección del tracto urinario durante el embarazo y tratarla si es necesario. En un tercio de los casos la infección puede extenderse a los riñones, con la posibilidad de un parto prematuro o un bebé con bajo peso al nacer. La toma de antibióticos seguros para la madre y el feto puede ser necesaria, incluso si la infección no se acompaña de síntomas.

Enfermedades infecciosas: Tuberculosis pulmonar.

Texto extraído de la web médica Medline. Es una infección bacteriana contagiosa que compromete los pulmones y que se puede propagarse a otros órganos.

Causas

La tuberculosis (TB) pulmonar es causada por la bacteria llamada Mycobacterium tuberculosis (M. tuberculosis) y se puede adquirir por la inhalación de gotitas de agua provenientes de la tos o el estornudo de una persona infectada. La infección pulmonar resultante se denomina tuberculosis primaria.tb

La mayoría de las personas se recupera de la infección de tuberculosis primaria sin evidencia mayor de la enfermedad. La infección puede permanecer  inactiva (latente) por años; sin embargo, en algunas personas se puede reactivar.

La mayoría de las personas que presentan síntomas de una infección de tuberculosis resultaron primero infectadas en el pasado. En algunos casos, la enfermedad puede reactivarse en cuestión de semanas después de la infección primaria.

Las siguientes personas están en mayor riesgo de tuberculosis activa:

  • Los ancianos.
  • Los bebés.
  • Las personas con sistemas inmunitarios debilitados, por ejemplo, debido a SIDA, quimioterapia, diabetes o medicamentos que debilitan el sistema inmunitario (corticoterapia prolongada)

El riesgo de contraer tuberculosis aumenta si usted:

  • Está en torno a personas que padecen la enfermedad.
  • Vive en condiciones de vida insalubres o de hacinamiento.
  • Padece desnutrición.

Los siguientes factores pueden incrementar la tasa de infección tuberculosa en una población:

  • Aumento de las infecciones por VIH.
  • Aumento del número de personas sin hogar (ambiente de pobreza y mala nutrición).
  • Aparición de cepas de tuberculosis farmacorresistentes.

Síntomas

La fase primaria de la tuberculosis normalmente no causa síntomas. Cuando los síntomas de tuberculosis pulmonar se presentan, pueden abarcar:

  • Tos (algunas veces con expectoración de moco)
  • Expectoración con sangre
  • Sudoración excesiva, especialmente en la noche
  • Fatiga
  • Fiebre
  • Pérdida de peso

Otros síntomas que pueden ocurrir:

  • Dificultad respiratoria
  • Dolor torácico
  • Sibilancias

Pruebas y exámenes

El médico o el personal de enfermería realizará un examen físico, que puede mostrar:

  • Dedos hipocráticos en manos y pies (en personas con enfermedad avanzada)tuberculosis
  • Inflamación o sensibilidad de los ganglios linfáticos en el cuello u otras áreas
  • Líquido alrededor del pulmón (derrame pleural)
  • Ruidos respiratorios inusuales (crepitaciones)

Los exámenes pueden abarcar:

  • Biopsia del tejido afectado (poco común)
  • Broncoscopia
  • Tomografía computarizada del tórax
  • Radiografía de tórax
  • Prueba de sangre para secreción de interferón gamma, como la prueba QFT-Gold para comprobar la infección de tuberculosis
  • Examen y cultivos del esputo
  • Toracocentesis
  • Prueba cutánea con tuberculina (también llamada intradermorreacción con tuberculina o prueba PPD, por sus siglas en inglés). Test de Mantoux.

En España normalmente, una vez hay sospecha de infección de tuberculosis, se realiza el test de mantoux para comenzar el diagnóstico de la enfermedad.

El test de Mantoux es la prueba que consiste en inyectar antígenos a un organismo para comprobar si se ha producido contacto con la bacteria Mycobacterium o con la vacuna BCG pero sin dejar huella.

La inyección intradérmica es de 0.1 mL de derivado purificado de antígeno de Mycobacterium tuberculosis. Se observa la reacción controlando la induración (pápula) a las 24, a las 48 y a las 72 horas. Cuando la pápula producida tiene más de 5 mm de diámetro se considera que se ha producido un contacto con el bacilo.

En pacientes que ya han recibido la vacuna antituberculosa (la BCG) se considera como positiva una reacción de más de 15 mm. Para pacientes con VIH se considera positiva la reacción ante una induración de cualquier tamaño.

La prueba será positiva según los siguientes parámetros.

  • Pápula de más de 5 mm: pacientes infectados por VIH, contacto cercano con personas infectada por TB o TBC (tuberculosis), radiografía de tórax que demuestre infección por tuberculosis, ingesta de esteroides y receptores de trasplante de órganos.
  • Pápula de más de 10 mm: trabajadores del sector salud, habitantes de asilos, prisioneros, consumidores de drogas parenterales, pacientes con enfermedades que comprometen el sistema inmunológico (como diabetes, leucemia, linfoma, pacientes en diálisis, etc.).
  • Pápula de más de 15 mm: todos aquellos pacientes que no están incluidos en los dos ítems anteriores.

mantoux

Resultados falsos positivos

Un resultado falso positivo de la tuberculina puede darse por infección de micobacterias no tuberculosas o por vacunación previa con la vacuna BCG. La vacunación previa con BCG puede dar falsos positivos muchos años después de dicha vacunación.

Resultados falsos negativos

Puede ocurrir por el efecto booster, consiste en una reacción muy debil de respuesta a la prueba de la tuberculina o Mantoux en pacientes de edad avanzada que se vacunaron o infectaron en su juventud por el bacilo de la tuberculosis (Mycobacterium tuberculosis), debido a que la capacidad de reacción inmunológica disminuye con el transcurso de los años. Cuando se repite la prueba por segunda vez a los 7 o 10 días, el resultado se hace positivo por reforzamiento de la respuesta inmune, sin que ello implique una conversión reciente. La primera prueba se considera en estos casos como un falso negativo y la segunda que se torna positiva es la valida).

Un test de Mantoux positivo, no significa que se haya contraído la enfermedad, significa que ese organismo ha entrado en contacto con la bacteria y por eso reacciona a la tuberculina. Será necesario realizar más pruebas diagnósticas para llegar a una conclusión, Rx de tórax, cultivos de esputo seriados (3 días consecutivos)y analíticas.

Tratamiento

El objetivo del tratamiento es curar la infección con fármacos que combatan las bacterias de la tuberculosis. El tratamiento de la tuberculosis pulmonar activa siempre implicará una combinación de muchos fármacos (por lo regular cuatro). Se continúa la administración de todos los fármacos hasta que las pruebas de laboratorio muestran qué medicamentos funcionan mejor.

Los fármacos que se utilizan con frecuencia abarcan:

  • Isonizida
  • Rifampinatratamiento-de-la-tuberculosis-o
  • Pirazinamida
  • Etambutol

Otros fármacos que se pueden usar para tratar la tuberculosis abarcan:

  • Amikacina
  • Etionamida
  • Moxifloxacina
  • Ácido paraaminosalicílico
  • Estreptomicina

Se trata de un tratamiento combinado bastante potente y en la mayoría de los casos, habrá que tomarlo al menos durante 6 meses, por lo que hay que ser informado por el médico de los riesgos y efectos de la medicación y no abandonarla a mitad.

Cuando las personas no toman sus medicamentos para la tuberculosis según las instrucciones, la infección puede volverse mucho más difícil de tratar. Las bacterias de la tuberculosis pueden volverse resistentes al tratamiento, lo cual significa que los fármacos ya no hacen efecto.

Al médico o al personal de enfermería se le exige por ley notificar su enfermedad de tuberculosis a la Secretaría de Salud local. El equipo de asistencia sanitaria se asegurará de que usted reciba la mejor atención.

Evolución

Los síntomas a menudo mejoran en 2 a 3 semanas después de comenzar el tratamiento. Una radiografía de tórax no mostrará esta mejoría hasta semanas o meses más tarde. El pronóstico es excelente si la tuberculosis pulmonar se diagnostica a tiempo y el tratamiento eficaz se inicia rápidamente.

Posibles complicaciones

La tuberculosis pulmonar puede causar daño permanente a los pulmones si no se trata oportunamente.

Los medicamentos usados para tratar la tuberculosis pueden causar efectos secundarios, que incluyen problemas hepáticos. Otros efectos secundarios abarcan:

  • Cambios en la visión
  • Lágrimas y orina de color anaranjado o pardo
  • Salpullido

Se puede hacer un examen de la visión antes del tratamiento, de manera que el médico pueda vigilar cualquier tipo de cambios en la salud de sus ojos.

Prevención

La tuberculosis es una enfermedad que se puede prevenir, incluso en aquellos que han estado expuestos a una persona infectada. La prueba cutánea (PPD) para tuberculosis se emplea en las poblaciones de alto riesgo o en personas que pueden haber estado expuestas a esta enfermedad, como los trabajadores de la salud.

A las personas que han estado expuestas a la tuberculosis se les deben hacer pruebas cutáneas inmediatamente y tener un examen de control en una fecha posterior si la primera prueba es negativa.

Una prueba cutánea positiva significa que usted ha estado en contacto con la bacteria de la TB. Hable con el médico respecto a cómo evitar contraer esta enfermedad.

El tratamiento oportuno es sumamente importante para controlar la propagación de la tuberculosis desde aquellos que tengan la enfermedad de tuberculosis activa hacia aquellos que nunca han estado infectados con esta enfermedad.

A las personas que hayan recibido la vacuna antituberculosa (BCG) aun se les pueden hacer pruebas cutáneas para la tuberculosis. Analice los resultados del examen (si es positivo) con su médico.

El miedo a la TBC y a otras enfermedades infecciosas, es que se ha observado que las cepas bacterianas causantes de la enfermedad, son cada vez más resistentes a los antibióticos actuales, y ha pasado de ser una enfermedad casi erradicada en los países desarrollados a estar de nuevo muy presente.