El triage hospitalario: Método necesario para definir las urgencias

Muchas veces acudimos a urgencias y vemos que muchos pacientes que llegan después que nosotros, pasan antes a ser valorados por un médico ¿ A qué se debe esto?, a la implementación de los métodos de triage en el ámbito hospitalario. Si os fijáis en las hojas de los informes que se nos entregan al alta, existe un recuadro donde pone triage y se le otorga un número (de 1 a 4 normalmente, o en número romanos de I a IV, dependiendo de la escala que se use.

Ésta es la descripción del proceso de triage.

 

1. Definición:

 

La palabra triage proviene del término francés trier que significa “seleccionar o escoger”,”elegir o clasificar” y a la hora de utilizarse en un SUH se refiere al proceso de recepción y acogida por parte del personal sanitario para su posterior clasificación en 220px-Triagemexiconiveles de gravedad que determinarán la prioridad en la atención, así como adaptar las necesidades del paciente al medio hospitalario derivándolo a donde mejor convenga, atendiendo a diversas variables como: disponibilidad de recursos, medio físico, demanda de atención en el Servicio ,etc.

 

Originalmente la palabra triage en la terminología sanitaria se refería a la clasificación de los heridos y su ubicación en situaciones militares, desastres o catástrofes civiles, de ahí que algunas organizaciones como la SEEU (Sociedad española de Enfermería de Urgencias) prefieran hablar de “Recepción, acogida y clasificación” (RAC) aunque el término triage es el más aceptado. Se empezó realizando en los años sesenta en hospitales de USA y comenzó a implantarse en nuestro país a finales de los ochenta y principios de los noventa.

 

El método más utilizado es aquel en que la enfermera realiza el triage sola o con el apoyo de un médico que habitualmente realiza consulta rápida.

 

Hoy en día existen varios modelos de sistemas de triage que van desde los 3 a los 5 niveles de clasificación siendo estos últimos (MTS- Manchester , ATS –Australia, CTAS –Canadá ,etc) considerados los más fiables por su mayor discriminación. En principio en España parece más extendido el sistema de 4 puntos.

 

2- Objetivos:

 

  • Evitar la demora en la atención a aquellos pacientes que presentan patologías graves y necesitan una atención más rápida frente a aquellos que presentan patologías banales. Ej: en la “Encuesta sobre control de calidad de los SUH de la comunidad valenciana de 1999” se concluía que el nº de urgencias vitales representaba un 2 % y la de patologías banales un 55 %
  • Garantizar una rápida valoración sanitaria de todos los pacientes que acuden a triageUrgencias y detectar sus principales problemas de salud.
  • Reducir los niveles de ansiedad del usuario y su familia mediante una atención sanitaria rápida.
  • Aumentar la información del paciente sobre su situación real durante su espera, sobretodo en aquellos que presentan patologías banales que tendrán una espera más larga.
  • Garantizar una buena gestión de los recursos existentes, tanto físicos como humanos mediante la designación de qué área y qué grupo está mejor preparado en cada momento para el tratamiento de una determinada patología.

 

3- Descripción del procedimiento:

 

A la vista de la bibliografía consultada y a pesar de no haber coincidencia en el número de etapas se puede concluir que este tiene cuatro bien diferenciadas, aunque en algunos casos alguna de ellas no se tiene en cuenta (los protocolos de los hospitales J.R. Jiménez y Cabueñes se centran más en valoración y clasificación) y en otros casos se incluyen en otras (SEMES y SEEU incluyen la distribución en la clasificación).Las etapas no han de ser necesariamente sucesivas y que en algunos casos pueden realizarse de manera simultánea. Son:

 

3.1 Recepción y acogida.

 

3.2 Valoración.

 

3.3 Clasificación.

 

3.4 Distribución.

 

3.1-Recepción y acogida:

 

El enfermero de triage es el primer miembro del personal sanitario que establece contacto con el paciente, debe identificarse ante él , explicarle el proceso al que va a ser sometido y lo que se derivará del mismo. También debe explicarle algunas normas básicas del Servicio: dónde esperar, paso de familiares al interior, etc.

 

En esta etapa el enfermero también puede decidir qué pacientes no necesitan esperar un triage debido a lo evidente de su patología.

 

Esta parte del proceso se realizará a ser posible en un ambiente de discrección y seguridad para el paciente entrevistado, preferiblemente en una depedencia habilitada a tal fin dotada de medios simples.

 

3.2-Valoración:

 

El enfermero de triage debe identificar el problema y motivo de consulta del paciente, así como una breve historia (antecentes y alergias conocidas) y valoración de los signos y síntomas que presenta el paciente .

     En primer lugar llevará a cabo una entrevista breve en las que tratará de saber lo que le pasa al paciente, desde cuando le viene sucediendo, las enfermedades que padece ,el tratamiento que recibe y si le había sucedido antes. La entrevista ha de realizarse con preguntas directas ,de una en una y con un lenguaje que el paciente pueda comprender.

 

Mientras realiza la entrevista el enfermero hará una rápida inspección general del paciente, para detectar situaciones que puedan poner la vida del paciente en peligro, a continuación valora al paciente si lo cree necesario para la posterior clasifición del paciente el estado respiratorio, circulatorio y neurológico.

 

En algunos casos se hará necesario la toma de constantes(FC,TA,Tª,Sat O2, etc), que han de ceñirse a aquellas que sean elementales para su valoración y la realización de pruebas simples (glucemia capilar).

 

Se recomienda la utilización del pulsioxímetro de mano como herramienta importante de la enfermera de triage.

 

3.3-Clasificación:

 

Se considera la parte clave del proceso, en algunos artículos se habla de ella como triage en sí, ya que en la misma quedará establecida la prioridad de atención al paciente que marcará la demora para la atención facultativa.

 

El Triage de Enfermería se hará siempre en base a signos y síntomas manifestados por el paciente y no en base a diagnósticos médicos o sospechas médicas diagnósticas.

 

  • Nivel I ( rojo ): Emergencia o riesgo vital inminente. Pacientes que no  superan la20080820elpepunac_15 valoración ABC ( vía aérea, ventilación y circulación). Procesos agudos ,críticos o inestables que presentan impresión general de extrema gravedad. Su atención debe ser inmediata. 
Presenta cianosis central y periférica, palidez grisácea, livideces, frialdad acra.
Respiración ausente, lenta o superficial. Sin pulsos periféricos o muy débiles, bradicardia y TA imperceptible. Inconsciente y poco o nada reactivo. Su atención debe ser inmediata.
Dentro de este nivel se encontrarían:
-PCR
-Pre-PCR
-Politraumatizado grave.
  • Nivel II (amarillo ): paciente agudo crítico. Pacientes que superan la valoración ABC ( vía aérea, ventilación y circulación) pero cuya situación es de potencial deterioro.
Pasan a box de reanimación o consulta adecuada (Trauma en caso de accidente, general para EKG en caso de dolor torácico, etc.). Dentro de este grupo nos encontraríamos con cuadros que pueden conducir a deterioro rápido respiratorio, neurológico y/o hemodinámico. Deben ser atendidos en menos de 10 minutos.
Los signo apreciables en este nivel serian:
-Impresión general de gravedad.
-Piel y mucosas.- Palidez, cianosis, petequias, hipoperfusión peri-férica.
-Respiración.- Disnea, taquipnea, ruidos respiratorios, tiraje costal, aumento del trabajo respiratorio, estridor.
-Circulación.- Taquicardia, bradicardia, pulso filiforme.
-Neurológico.- Confusión, estupor, obnubilación, agitación, ansie-dad.
En este nivel se podrían encuadrar:
-Coma.
-Estatus convulsivo.
-Hemorragia Digestiva Alta inestable.
-HDA aguda.
-Disnea aguda más estado crítico.
-Isquemia de miembros.
-Síncope con alteración de constantes-
-Hemoptisis aguda o con estado crítico.
-Dolor Torácico o con características isquémicas.
-Estados de agitación
-Diabetes descompensada.
-Traumatismos graves.

 

-Fracturas de miembros más signos de gravedad.

 

-Quemados más signos de gravedad.

 

-Traumatismos torácicos más signos de gravedad.

 

-Traumatismos abdominales más signos de gravedad.

 

  • Nivel III (verde): Agudo no crítico.Se consideran aquellos procesos agudos estables, no críticos. Suponen una parte importante del grueso de pacientes que acuden al Servicio.No deberían esperar mas de 30 minutos.
Entre las patologías que se pueden encuadrar en este apartado tenemos:
-Estado postcrítico.
-Cefalea brusca.
-Paresia y alteraciones del habla.
-Ingesta medicamentosa.
-Hipertensión arterial.
-HDA estable.
-Vértigo con afectación vegetativa.
-Síncope sin alteración de constantes.
-Síndromes piramidales.
-Dolor torácico de características no isquémicas.
-Urgencias psiquiátricas: psicosis agresivas, intentos autolíticos.
-Dolor abdominal.
-Quemaduras agudas.
-Heridas sin signos de gravedad.
-TCE consciente.
  • Nivel IV ( blanco): Son aquellos usuarios que presentan procesos banales y pueden requerir asistencia médica, pero no urgente.En aras de una buena calidad asistencial deberían ser atendidos antes de 2 horas Entre los procesos que nos podemos encontrar en este grupo están:
-Otalgias.
-Odontalgias.
-Dolores inespecíficos leves.
-Traumatismos y esguinces leves.
-Miembros dolorosos sin signos de isquemia.
-Enfermos con patología no aguda, remitidos o no.
-Dolores osteo-musculares sin signos de fracturas
-Procesos gripales.
Se debe considerar la clasificación como un proceso continuo ,donde podamos ir reevaluando los niveles asignados, ya que puede haber variaciones durante la espera del paciente que necesiten una nueva  asignación, esto incluye la sala de espera . Ante una situación difícil y comprometida en el momento de clasificar ,la enfermera siempre debe elegir el nivel de gravedad mayor , consultando si es preciso con un facultativo.
Al establecer los niveles de prioridad la enfermera deberá diferenciar entre la
prioridad clínica y la prioridad relativa debido a situaciones especiales: ancianos desorientados, pacientes agresivos, agresiones sexuales, etc. También se tendrán en cuenta factores externos como la hora del día, la presión asistencial ,etc.

 

Referencia:

Texto extraído de enferurg.com

 

Anuncios

Una proteína cerebral podría tener un papel primordial en el Alzheimer.

Unos científicos de la Clínica de Cleveland han identificado una proteína en el cerebro que juega un papel fundamental en la pérdida de la memoria que se refleja en los pacientes con Alzheimer.

   El estudio, publicado en la revista Nature Neuroscience, muestra como la proteína neuroligin-1 (NLGN1) está involucrada en la formación de la memoria, asociándola a la pérdida de la memoria que se produce en las personas que padecen Alzheimer.

Durante la enfermedad, unas proteínas betas amiloides se acumulan en el cerebro de los proteina cerebralpacientes, induciendo a una inflamación que conduce a ciertas modificaciones de genes que interrumpen el funcionamiento de la sinapsis en el cerebro, algo que lleva a la pérdida de la memoria, según ha publicado Science Daily.

Los investigadores han usado animales para llevar a cabo este proceso, descubriendo que durante el proceso neuroinflamatorio, la modificación epigenética de la proteína NLGN1 afecta a la red sináptica en el cerebro responsable del desarrollo y mantenimiento de los recuerdos.

“Este descubrimiento nos podría proporcionar un nuevo enfoque para la prevención y tratamiento de la enfermedad de Alzheimer”, dijo el médico de la Clínica de Cleveland y director del estudio, Mohamed Naguib.

Referencia:

texto publicado en europress.

La gripe A. Descripción de la enfermedad.

El nombre oficial de esta enfermedad es Gripe A (H1N1), aunque también se le ha conocido con otros nombres como la Gripe Porcina, la Gripe Norteamericana, entre otros.

La Gripe A se consideró en 2009 de una gravedad mayor que la de la Gripe o Influenza cuerpo(1)estacional, pues es una gripe nueva, es decir, que el cuerpo humano no estaba naturalmente inmunizado.

Además, debido a que la Gripe A era un virus desconocido hasta antes de marzo de 2009, no había una vacuna disponible, y la vacuna para la influencia estacional no protegía contra este virus. Hoy día, las vacunas contra la gripe estacional ya incorporan también una vacuna contra la gripe A, aunque como vacunas contra virus que son, su eficacia no es absoluta.

Síntomas de la Gripe A
La Gripe A tiene síntomas muy parecidos a los de la gripe común, pero con mayor gravedad. Los síntomas son:

  • Fiebre muy alta
  • Dolor de cabeza
  • Dolor de garganta
  • Dolor en las articulaciones (cuerpo cortado)
  • Escurrimiento nasal
  • Tos seca
  • Dificultad para respirar

Recomendaciones y prevención
Para prevenir el contagio de esta enfermedad y evitar que se siguiera propagando la Gripe A, las organizaciones de salud emitieron recomendaciones para evitar contagios, las cuales1250247452_1 son:

  • Evitar lugares muy concurridos
  • Lavarse frecuentemente las manos o desinfectarlas con gel antiseptico
  • Evitar saludos con besos o con la mano
  • Evitar el contacto con personas con gripe o fiebre
  • Buena ventilación en los lugares ocupados por personas
  • Al toser o estornudar, cubrirse con la parte interna del codo, no con la mano
  • Abrigarse bien
  • Comer frutas y verduras ricas en vitamina C y estar bien hidratado

Más de 3 años después del brote de la Gripe A, la enfermedad se ha podido controlar, pues ya hay vacunas disponibles y ya se conoce el tratamiento necesario para evitar complicaciones más graves, sin embargo, es necesario tomar en cuenta las recomendaciones para prevenir tanto la Gripe A como los otros tipos de Gripe.

Referencias:

http://www.sanitas.es/sanitas/seguros/es/particulares/biblioteca-de-salud/prevencion-salud/gripe-a-recomendaciones.html

http://www.informaciongripea.es

Mecanismos Fisiológicos. La fiebre.

La fiebre es el aumento de la temperatura corporal por encima de los niveles que se consideran normales, principalmente generado por nuestro organismo como mecanismo de defensa ante infecciones y/o inflamaciones. No debemos confundir la fiebre con la hipertermia (se debe a factores externos).

La fiebre es un mecanismo presente en todos los animales y que actúa como mecanismo fiebreadaptativo que ayuda al cuerpo a defenderse de microorganismos que pueden causar enfermedades. Ciertos niveles de fiebre son beneficiosos para nuestro cuerpo, puesto que a esas temperaturas (en torno a 38ºC) nos defendemos mejor de las infecciones. Sin embargo si se superan ciertos niveles (40ºC), pueden aparecer daños en los tejidos, se puede producir infartos, delirios y otros efectos nocivos para la salud.

La temperatura que se considera normal oscila entre los 35ºC y los 37ºC (termometrada en axila).

CAUSAS.

Casi cualquier infección puede causar fiebre. Algunas infecciones comunes son:

  • Infecciones como neumonía, infecciones óseas (osteomielitis) apendicitis, tuberculosis,infecciones cutáneas o celulitis y meningitis.
  • Infecciones respiratorias como enfermedades seudo gripales o resfriados, dolores de garganta,infecciones del oído, infecciones sinusales, mononucleosis infecciosa y bronquitis.
  • Infecciones urinarias.
  • Gastroenteritis viral y gastroenteritis bacteriana.

Los niños pueden tener una fiebre baja durante uno o dos días después de algunas vacunas.La dentición puede causar un ligero aumento en la temperatura de un niño, pero no superior a 100° F (37.7° C).Los trastornos inflamatorios o autoinmunitarios también pueden causar fiebres. Algunos ejemplos son:

  • Artritis o enfermedades del tejido conectivo como artritis reumatoidea, lupus eritematoso
  • Colitis ulcerativa y enfermedad de Crohn
  • Vasculitis o periarteritis nudosa

El primer síntoma de un cáncer puede ser fiebre. Esto se da especialmente en el caso de fiebre3enfermedad de Hodgkin, linfoma no Hodgkin y leucemia.

Otras posibles causas de fiebre abarcan:

  • Coágulos de sangre y tromboflebitis
  • Medicamentos como algunos antibióticos, antihistamínicos y anticonvulsivos.

Reacciones en el ser humano a las diferentes temperaturas corporales

Calor:

  • 37 °C: temperatura normal del cuerpo; esta puede oscilar entre 36 y 37 °C 36.5 aprox +- 0.5
  • 38 °C (febrícula): temperatura superior a 37 °C pero inferior a 38 °C durante 24 horas
  • 39 °C (pirexia): existe abundante sudor acompañado de rubor, con taquicardias y disnea. Puede surgir agotamiento. Los epilépticos y los niños pueden sufrir convulsiones llegados a este punto.
  • 40 °C: mareos, vértigos, deshidratación, debilidad, náuseas, vómitos, cefalea y sudor profundo.
  • 41 °C (urgencia): todo lo anterior más acentuado, también puede existir confusión, alucinaciones, delirios y somnolencia.
  • 42 °C: además de lo anterior, el sujeto puede tener palidez o rubor. Puede llegar al coma, con hipertensión o hipotensión y una gran taquicardia.
  • 43 °C: normalmente aquí se sucede la muerte o deja como secuelas diversos daños cerebrales, se acompaña de convulsiones continuas y shock. Puede existir la parada cardiorrespiratoria.
  • 44 °C: en la mayoría de los casos la muerte se sucede a los 43 °C de temperatura, no obstante, hay algunos casos de gente que ha alcanzado los 44 °C de temperatura.
  • 45 °C: muy pocas personas han sobrevivido a los 45 °C de temperatura, ya que normalmente la muerte suele producirse entre los 42 y 44 °C. Normalmente suele haber daños cerebrales graves, aunque hay casos de personas que tras alcanzar esa temperatura, ha llevado una vida normal.

La Fiebre en niños.

Ya que la causa más frecuente de enfermedad en niños y bebés es la infección. La fiebre es también causa habitual de consulta. A veces asociada a otros síntomas. Otras veces como signo de alerta de que algo no anda bien.

No hay que obsesionarse por controlar totalmente la fiebre. De hecho en muchas infecciones durante los primeros días no es controlable. Pero la posibilidad de convulsiones febriles y el hecho de que va agotando más rápidamente los recursos del organismo hacen recomendable intentar mantenerla bajo ciertos límites.

Fases de la fiebre:

Cuando la fiebre es alta pueden diferenciarse fácilmente 4 fases en niños y bebés:

1º La piel se pone pálida con las ojeras más marcadas y los pies, las manos y los labios morados.

Las manos y los pies están fríos y la cabeza está caliente.

Todo esto ocurre porque para subir la temperatura el cuerpo retira el riego de sangre de la piel, acumulándola en el interior del cuerpo evitando que pierda calor por contacto con el aire.

Si tomamos la temperatura en este momento puede ser incluso más baja de lo normal (34-35º en la axila o la frente). Y el niño tiene sensación de frío, ya que al reducir el riego de sangre a la piel baja la temperatura en su superficie, que es donde tenemos los receptores para la temperatura. Si es pasajero (viene y se va con los picos de fiebre) no hay que preocuparse.

Pero si la palidez de piel es permanente durante varias horas seguidas debe ser visto por un pediatra de forma inmediata.

2º Empieza a temblar. Hay que diferenciar el temblor (como cuando uno tiene frío) de las sacudidas (movimientos rítmicos bruscos, que pueden aparecer en las convulsiones). El temblor es una forma de producir más calor, quemando energía en los músculos.

3º La piel se enrojece. Esto ocurre cuando el cuerpo quiere eliminar el calor acumulado. Dilata los vasos sanguíneos de la piel para eliminar calor por contacto con el aire. Aunque en este momento es cuando más caliente notamos la piel y el niño tiene calor, en realidad es cuando la fiebre está empezando a bajar.

4º Suda. La piel desprende agua que al evaporarse arrastra con ella el calor. Cuando el sudor ya esta frío, lafiebre ha bajado.

Sitios para la obtención de la Temperatura

Oral: Sublingual durante un tiempo aproximado de cuatro minutos. Se debe tener en fiebre2cuenta la última ingesta; se puede tomar la temperatura mínimo 15 minutos después de la ingesta. La temperatura oral se puede medir en todos los pacientes, excepto, en los que están inconscientes, sufren confusión mental, convulsiones, afecciones de nariz, boca o garganta y los niños menores de 6 años.

Rectal: Lubricar el termómetro y proteger la intimidad del paciente. El resultado tiende a ser 0,5 a 0,7°C mayor que la temperatura oral. La temperatura rectal es recomendable para el paciente menor de 6 años, a menos, que se le haya practicado cirugía rectal o presente algún tipo de anormalidad en el recto.

 Axilar: Es recomendable en adultos y niños mayores de 6 años; se deja el termómetro durante cinco minutos. El resultado es 0,5ºC menor que la temperatura oral.

Referencias.

– Wikipedia.

– Enciclopedia médica Medline.

– Pediatra Online.

– Dalcame.com

Fracturas en el crecimiento. Epifisiolisis.

Definición.

La epifisiolisis es un término médico que se refiere a una fractura del cartílago de 250px-EpiMetaDiafisiscrecimiento o fisis de un hueso largo, por tanto son fracturas que afectan a niños en edad de crecimiento.

El cartílago de crecimiento, ubicado entre la epífisis y la metáfisis del hueso y constituido por células cartilaginosas que están estratificadas de manera muy precisa, responsables del crecimiento en longitud del hueso. Una vez finalizado el crecimiento, la zona se osifica desapareciendo el cartílago. Entre un 15% al 25% de las fracturas de la infancia se tratan de fracturas que afectan al cartílago fisario de crecimiento. La fractura puede ir recorriendo o cruzar dicha estructura, provocando como resultado la separación de una parte o la totalidad de la epífisis de la metáfisis

Frecuencia.

La epifisiolisis se produce principalmente antes de la adolescencia con predilección por el sexo masculino (2:1). Se localiza con más frecuencia en el miembro superior que en el inferior, de mayor a menor frecuencia en la parte distal del radio (aproximadamente 40%), húmero distal (15%), la tibia distal (12%), peroné distal (9%) y la falanges de los dedos (2%).

Clasificación.

La clasificación más sencilla es la clasificación de Salter y Harris:

  • Grado I: Epifisiolisis pura, es decir, ocurre solo en la zona de crecimiento cartilaginosos de tal manera que la separación entre la metáfisis y la epífisis es completa, por lo general sin desplazamiento de los fragmentos.
  • Grado II: Epifisiolisis con un fragmento de la metáfisis unido a la fisis, imagen que es conocido como Signo de Thurstand Holland.
  • Grado III: Es una fractura fundamentalmente articular pero que incluye una porción de la fisis, es decir, atraviesa toda la epífisis y parte del cartílago de crecimiento.
  • Grado IV: Es la fractura que atraviesa toda la epífisis y atraviesa igualmente toda la fisis.
  • Grado V: Se produce una compresión de la fisis por acercamiento violento de la epífisis y la metáfisis

frsvb

Causas más importantes de Epifisiolisis.

Las fracturas de la placa de crecimiento ocurren dos veces más frecuentemente en varones que en las niñas, porque los cuerpos de las niñas maduran a una edad más temprana que los varones. Como resultado, sus huesos terminan de crecer antes, y sus placas de crecimiento se sustituirán por un hueso más fuerte y sólido.

Un tercio de todas las lesiones de la placa de crecimiento se producen en las competencias deportivas comofútbol, baloncesto o gimnasia, mientras que alrededor del 20 por ciento de las epifisiolisis ocurren como resultado de actividades recreativas, como andar en bicicleta, pasear en trineo, esquiar, o patinar.

Otras causas de una epifisiólisis incluyen:

  • Abuso infantil: La segunda lesión más común entre los los niños maltratados es una fractura, y, las lesiones de la placa de crecimiento son frecuentes debido a que la placa de crecimiento es la parte más débil del hueso.
  • Injurias por frío extremo, por ejemplo, por congelamiento conllevando a daños en la fisis que trae como resultado dedos cortos o la aparición de artritis degenerativa prematura.
  • La radiación y medicamentos: Ciertas investigaciones han sugerido que la quimioterapia para el cáncer infantil puede afectar negativamente el crecimiento del hueso. El uso prolongado de esteroides para trastornos inflamatorios tales como la artritis idiopática juvenil también puede perjudicar el crecimiento del hueso.
  • Trastornos neurológicos: Los niños con ciertos trastornos neurológicos pueden conllevar a déficit sensorial o desequilibrio muscular y volver a la extremidad propensa a fracturas de la placa de crecimiento, especialmente en el tobillo y la rodilla.
  • Genética, muchos trastornos hereditarios o congénitos que afectan al sistema musculoesquelético se manifiestan en las placas de crecimiento.
  • Enfermedades metabólicas. Ciertas enfermedades tales como la insuficiencia renal y trastornos hormonales pueden afectar el crecimiento y función del hueso.

Las lesiones de la placa de crecimiento se pueden producir en niños en edad de crecimiento y adolescentes. En un niño, una lesión grave a una articulación puede con mayor probabilidad causar daño a la placa de crecimiento que a los ligamentos que estabilizan la articulación. Un traumatismo que podría causar un esguince en un adulto, puede causar una fractura en la placa de crecimiento de un niño

Diagnóstico.

Después de investigar sobre cómo se produjeron las lesiones y examinar el niño, el médicoepifisiolisis muñeca probablemente utilize rayos X para determinar el tipo de fractura y decidir sobre un plan de tratamiento. Debido a que las placas de crecimiento, aún no se han endurecido como los huesos sólidos, no suelen aparecen en la radiografía. En lugar de ello, aparecen como espacios entre el cuello de un hueso largo, denominado metáfisis, y el extremo del hueso, llamado la epífisis. Debido a que las lesiones a la placa de crecimiento pueden ser difíciles de ver en rayos X, algunos especialistas toman placas del lado no afectado de manera se pueden comparar una con la otra. En algunos casos, se emplean otras pruebas diagnósticas, como laresonancia magnética (MRI), tomografía computarizada (TC), o la ecografía.

Tratamiento.

Epifisiolisis grado I.

Sólo en raras ocasiones el médico tiene que traccionar para poner la fractura en su lugar, pero todas las lesiones de tipo I generalmente requieren un yeso para mantener la fractura en su lugar a medida que se cura. A menos que haya daños en el suministro de sangre, la probabilidad de que el hueso crezca normalmente es excelente.

Epifisiolisis grado II.

A diferencia de las fracturas de tipo I, las de tipo II normalmente han de ser puestas de nuevo en su lugar con tracción e inmovilizadas para asegurar que continúe el crecimiento normal. Dado que estas fracturas suelen volver a su posición normal durante el crecimiento, puede que el médico no vuelva a manipular esta fractura para reubicarla en su posición.

Epifisiolisis grado III

A veces la cirugía es necesaria para volver a unir las superficies a la normalidad. Las perspectivas para el crecimiento o el pronóstico son buenas si el suministro de sangre al separarse de la epífisis sigue intacta, si la fractura no es desplazada, y en caso de que no se forme un puente de hueso nuevo en el lugar de la fractura.

Epifisiolisis grado IV

La cirugía es casi siempre necesaria para restaurar la superficie articular a la normalidad y ajustarla perfectamente a la placa de crecimiento. A menos que se logre una alineación 2823_imageperfecta y esa alineación se mantiene durante la cicatrización, el pronóstico para el crecimiento normal es pobre. Esta lesión ocurre más comúnmente al final del húmero—hueso de la parte superior del brazo—cerca del codo.

Epifisiolisis grado V

Esta lesión es poco frecuente y se produce cuando el extremo del hueso es aplastado y la placa de crecimiento se comprime. Es más probable que se produzca en la rodilla o el tobillo. El pronóstico es malo, ya que el retraso prematuro en el crecimiento es casi inevitable.

Pronóstico.

Cerca del 85 por ciento de las fracturas de la placa de crecimiento curan sin efecto negativo duradero. El que ocurra una detención del crecimiento depende del tratamiento previsto, y de los siguientes factores, en orden decreciente de importancia:

  1. La gravedad del trastorno
  2. La edad del niño
  3. El hueso lesionado

Complicaciones.

Las complicaciones generalmente derivan de la gravedad del traumatismo o posibles lesiones asociadas:

  • Detención del crecimiento por lesión fisaria parcial o total. Puede generar importantes deformidades angulares o acortamientos del miembro afectado.
  • Necrosis vasculares epifisarias. Se deben a lesión de los vasos epifisarios, son más frecuentes en la cadera y cabeza del radio.
  • Artrosis precoz. Debida a una mala reducción en los tipos III y IV.

Artículo de Wikipedia.